Han aumentado los percances en el Ejército durante sus operativos y traslados

Por Benito Jiménez

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Además del combate al crimen el Ejército tiene que batallar con los accidentes durante la movilización de sus tropas.

En los trayectos, la disciplina militar también juega un papel determinante, pues los tiempos establecidos por los mandos estresan a los conductores, principalmente de los camiones tipo Comando, para cumplir las misiones.

“Son recorridos constantes que van de las ocho a las doce horas de manejo, los descansos no son completos debido a las operaciones permanentes, es un todo un reto”, comentó un conductor de un camión Mercedes Benz Freightliner M2 para el transporte de una sección (33 elementos).

“Las unidades están en buen estado casi siempre, los accidentes se combinan entre la imprudencia de los vehículos particulares y la fatiga que uno traiga”, indicó un sargento, chofer de una Cheyenne, enviado desde el DF a Michoacán.

Sólo en este mes dos percances vehiculares ya arrojaron a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) una cifra de 33 soldados heridos y dos más fallecidos.

En las últimas semanas las Fuerzas Armadas han reportado un despliegue de tropas de un estado a otro para reforzar o relevar a distintos batallones, principalmente de Infantería.

Actualmente la SEDENA cuenta con un promedio mensual de 32 mil efectivos para tareas de seguridad, de los cuales 10 mil están en constante rotación, aseguraron fuentes castrenses.

Michoacán es uno de los estados que ha sido más reforzado o relevado en lo que va del año, pues se le ha proporcionado compañías militares procedentes del sur Tamaulipas, San Luis Potosí, Guadalajara, el DF y Querétaro, coincidieron mandos castrenses.

“El traslado ocurre a marchas forzadas, son recorridos que se tienen que cumplir en un tiempo determinado”, consideró un militar desplegado en Apatzingán.

Sin embargo, la SEDENA, aunque reconoce el error humano de sus conductores, también ha detectado que los accidentes son ocasionados por la impericia de otros vehículos ajenos a la dependencia, fallas mecánicas de los vehículos militares, condiciones meteorológicas y condiciones de terreno.

La SEDENA ha reportado desde 2000 un promedio de 26 accidentes automovilísticos al año, de acuerdo con datos solicitados vía Transparencia con un promedio de 63 heridos y 6 militares fallecidos en los percances, registrados principalmente en carreteras y autopistas.

Apenas el 21 de marzo un choque entre un camión militar y un vehículo particular 20 soldados lesionados en el Municipio de Huetamo, Michoacán.

Reportes oficiales indicaron que la unidad castrense se impactó contra el automóvil al realizar una maniobra con un automotor que remolcaba.

El accidente ocurrió en la Carretera Federal 15, kilómetro 169, en el tramo conocido como Los Llanos. La unidad militar accidentada era la última de un convoy de decenas de vehículos del Ejército que se trasladaban al Sur del Estado.

El 19 de marzo dos soldados fallecieron y 9 más resultaron heridos tras volcar el vehículo oficial en que viajaban a la altura del kilómetro 38 de la Carretera federal México-Toluca, en La Marquesa, en el Estado de México.

La Marina reportó también un accidente el pasado 28 de febrero en Montemorelos, Nuevo León, luego de que una camioneta naval chocó contra un trailer en la Carretera Nacional, con un saldos de dos heridos, uno de gravedad.