Banner

El Papa emérito estará con los cardenales y los obispos en la izquierda

NOTIMEX
Ciudad del Vaticano.- El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó hoy que el Papa emérito Benedicto XVI decidió aceptar la invitación del Papa Francisco y participará en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.
En un encuentro con la prensa, el sacerdote jesuita señaló que Joseph Ratzinger concelebrará la misa, prevista para la mañana de este 27 de abril, pero no estará en el altar mayor junto a Jorge Mario Bergoglio, donde se ubicarán otros cardenales.
"El Papa emérito estará con los cardenales y los obispos en la izquierda, donde ya han sido colocadas unas carpas para proteger de la lluvia o del sol, según sea el caso. Estaremos todos felices de tener su presencia", indicó.
Además ofreció algunos otros detalles de la celebración del domingo. Precisó que las reliquias de los nuevos santos, un poco de sangre de Juan Pablo II y un pedazo de piel de Juan XXIII, serán entregadas al altar por personas cercanas a ellos.
En el caso de Angello Roncalli serán cuatro sobrinos suyos, el alcalde de su ciudad natal Sotto il Monte (al norte de Italia) y el presidente de la Fundación Juan XXIII.
La reliquia de Karol Wojtyla será entregada por Floribeth Mora Díaz, la mujer costarricense que se curó de un aneurisma letal gracias a la intercesión del nuevo santo y cuyo ?milagro? abrió el camino a los altares del Papa polaco.
La entrega de las reliquias es uno de los momentos más importantes de la misa de canonización, tiene lugar justo después de la declaratoria formal de los nuevos santos por parte del Papa Francisco.
Al final de la ceremonia, sobre el atrio de la Basílica vaticana, el pontífice saludará a los representantes de las 93 delegaciones oficiales presentes.
Mientras esto tiene lugar el cantante ítalo-argentino, Odino Faccia, entonará la canción ?Busca la paz? que él mismo compuso utilizando algunas poesías del Papa Juan Pablo II.
El artista fue designado embajador de paz con esa melodía por el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.
"La veneración de los altares de los dos santos será permitida lo antes posible después de la misa, podemos estimar que sería a partir de las dos de la tarde y las visitas se extenderán hasta las 10 de la noche", precisó Lombardi.
"En la tumba de Juan Pablo II los peregrinos encontrarán una nueva lápida que ya dirá el título de santo y no de beato", agregó.