Banner

Los precios de los recuerdos del Titanic se han disparado en los últimos años. En octubre, un violín que se cree fue usado por músicos para tocar y tratar de tranquilizar a los pasajeros, mientras la nave se hundía, se vendió por más de 1 millón de libras.

THE ASSOCIATED PRESS
LONDRES.-Una carta escrita por una pasajera del Titanic que describe una ``travesía maravillosa'' _horas antes de que el buque chocara fatalmente contra un iceberg_ se vendió el sábado en una subasta por 119.000 libras (200.000 dólares).
Un postor telefónico anónimo fuera del Reino Unido ganó la subasta de la misiva escrita a mano, que era propiedad de un coleccionista, informó el subastador Andrew Aldridge. La venta se realizó en Devizes, en el oeste de Inglaterra.
El precio, que incluye un cargo por comisión, superó la estimación previa a la venta, que era de 100.000 libras.
Aldridge dijo que el precio refleja ``la calidad y rareza excepcional'' de la carta.
La carta fue escrita el 14 de abril de 1912 por Esther Hart, una pasajera que viajaba en segunda clase.
``Los marineros dicen que hemos tenido una travesía maravillosa hasta ahora'', escribió Hart sobre el viaje del barco, que partió de Inglaterra hacia Nueva York.
Su hija de 7 años, Eva, añadió una posdata: ``Un montón de amor y besos a todos de Eva''.
Horas más tarde, el barco de pasajeros descrito como ``prácticamente insumergible'' chocó contra un iceberg y se hundió, matando a más de 1.500 personas, entre ellas el marido de Hart, Benjamin.
La carta, en un papel membretado con las insignias de la línea White Star, estaba en el bolsillo de un abrigo de piel de oveja que Benjamin Hart le dio a Esther mientras ayudaba a su esposa e hija a subir en un bote salvavidas. La familia viajaba de Inglaterra a Canadá, donde planeaban establecerse.
Esther y Eva fueron rescatadas, junto con unas 700 personas más. Esther Hart murió en 1928.
Antes de morir en 1996, Eva Hart se volvió una prominente crítica de los intentos de recuperar objetos del Titanic, pues consideraba la nave como una fosa colectiva.
Los precios de los recuerdos del Titanic se han disparado en los últimos años. En octubre, un violín que se cree fue usado por músicos para tocar y tratar de tranquilizar a los pasajeros, mientras la nave se hundía, se vendió por más de 1 millón de libras.