Banner

Al no presentar la obra el estudio de impacto ambiental fue parada por la CONAGUA y la PROFEPA


Por Sandra Barraza
TRIBUNA
HERMOSILLO.- Por Violación a la Ley de Aguas Nacionales y carecer del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), el Gobierno Federal a través de las delegaciones de CONAGUA y PROFEPA en Sonora, clausuró los trabajos iniciados en el vaso de la Presa Abelardo L. Rodríguez, por el Fondo de Operaciones Sonora SI (FOSSI), para la construcción del "Ramal Norte", incluida dentro del Acueducto Independencia (AI).

En conferencia de prensa, César Lagarda Lagarda, director del Organismo de Cuenca Noroeste de la Conagua, explicó que desde el dos de abril se solicitó al Fossi la información de esta obra y al vencer el plazo de diez días, se procedió a la cancelación de la misma.

El funcionario federal, detalló que autoridades estatales explicaron que esta obra se encuentra incluida dentro del proyecto original de construcción del Acueducto Independencia, sin embargo, la Conagua, Profepa, SEMARNAT y otras dependencias federales no tienen conocimiento sobre la obra.

La preocupación del Gobierno Federal se deriva porque la obra contempla el cruce no sólo de la Presa Abelardo L. Rodríguez, sino de los ríos Sonora y San Miguel, "Queremos que digan a donde va este ramal, cuanta agua contendrá, bajo que condiciones cruzará la presa y su normatividad, porque cruzará ríos y arroyos, todas zonas federales".

El funcionario de la Conagua dijo que conjuntamente con la Profepa iniciaron un procedimiento para clausurar el proyecto hasta que cumpla la normatividad establecida.

Destacó que el Fossi, admite que este ramal es parte integral del Acueducto Independencia, "de igual forma admiten en una parte importante, un tramo de diez kilómetros, y aceptan que no cuentan con un oficio de respuesta, y solicitan permiso para realizar una obra que ya tiene un avance importante".

Jorge Carlos Flores Monge, añadió que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) explicó que a solicitud expresa del Fossi, se inspeccionó la obra, y al no contar con el estudio de impacto ambiental se procedió a clausurar en atención a la Ley General de Equilibrio Ecológico.