La tasa de homicidio a nivel nacional está en 11.6 por cada cien mil habitantes

Por Adriana Alatorre

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Para los adolescentes, el riesgo por la violencia va en aumento en el País.

A nivel nacional, la tasa de homicidios de jóvenes de 15 a 17 años se elevó más de un punto porcentual en los últimos tres años.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información en Salud, en 2010 la tasa fue de 14.4 jóvenes asesinados por cada 100 mil; para el 2013 pasó a 15.7.

“La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) ve con gran preocupación que ser adolescente te coloca en mayor riesgo de ser asesinado que siendo un adulto”, señaló en entrevista Juan Martín Pérez, director de la ONG.

La tasa de homicidio a nivel nacional está en 11.6 por cada cien mil habitantes, pero en el caso de los adolescentes, dependiendo de la Entidad, puede llegar a 14.6 casos.

Un caso extremo es Chihuahua, en donde un joven de menos de 18 años tiene hoy más riesgo de ser asesinado que un adulto en la misma Entidad o que otro adolescente en cualquier parte del País, denunció el activista.

Detalló que aunque Chihuahua encabeza la tasa de homicidio en esta población, con 46 casos por cada cien mil habitantes, les siguen entidades como Guerrero, Nuevo León y Tamaulipas.

“Aunque Chihuahua es el estado más preocupante, hay municipios que pueden ser casos muy escandalosos como en Culiacán y Laredo, cuyas tasas de homicidios son tan altas como en Honduras”, alertó.

Estas cifras según el especialista, muestran la incapacidad del estado federal y autónomo para garantizar el derecho a la vida y la integridad de las personas.

Para el director de la Redim, la más importante “reforma estructural” que el País requiere es la creación de un Sistema Nacional de Garantía de Derechos de la Infancia y Adolescencia.

Las organizaciones que integran la red han exhortado a las instancias responsables para que se elabore un Diagnóstico y un Programa Nacional para prevenir y responder a toda forma de violencia en contra de niñas, niños y adolescentes.