Octavio Chávez Peñúñuri

Segunda Parte

En el sector externo también se presentan signos de recuperación, debido principalmente a un mayor dinamismo de la economía en los Estados Unidos de América, lo que ha impulsado el incremento de nuestras exportaciones en los dos primeros meses del año. De esta forma, con la información disponible hasta el momento, se puede ver que varios componentes de la demanda agregada presentan indicios de recuperación durante el primer bimestre del año en curso.
Lo antes mencionado puede verse reflejado en los resultados que se dieron a conocer esta semana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE)1. Dicho Indicador presenta la evolución del sector real de la economía de nuestro País en su conjunto en el corto plazo. Cabe señalar que para el segundo mes del año el IGAE muestra una recuperación de la actividad económica.
Según la información publicada por el INEGI, en el pasado mes de febrero de 2014 el IGAE aumentó 1.7% en términos anuales, lo que significó su tercer crecimiento anual de forma consecutiva y el más alto de los últimos siete meses. En base a cifras desestacionalizadas, se observa que el IGAE creció 0.54%, lo que representó el segundo incremento mensual consecutivo y el mayor desde el mes de julio de 2013.
Se dijo que el aumento del IGAE durante el segundo mes del año es el resultado de la expansión de los tres grandes grupos de actividades que lo integran. Dentro del indicador, el avance en los diferentes sectores fue como sigue:
-Las Actividades Primarias, donde se incluye al sector agropecuario, crecieron en 11.8% anual en términos reales (6.36% en términos mensuales según cifras desestacionalizadas), como consecuencia del avance que se reportó principalmente en la agricultura, ante una mayor producción de maíz en grano, caña de azúcar, avena forrajera, alfalfa verde y plátano, entre otros..
-Las actividades secundarias que se refieren a la producción industrial, se elevaron 0.7% real anual (0.28% en términos mensuales y con cifras desestacionalizadas), ante los ascensos observados en los subsectores de fabricación de equipo de transporte; industrias metálicas básicas; minería de mi-nerales metálicos y no metálicos, excepto petróleo y gas; trabajos especializados para la construcción; accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica; maquinaria y equipo, e industria del plástico y del hule, entre otros.
-En el caso de las actividades terciarias, donde se incluye al comercio y los servicios, se observa que tuvieron su mayor incremento mensual desde julio pasado al aumentar 0.51% con cifras desestacionalizadas. Por su parte, en términos anuales crecieron 1.9% real, producto del desempeño favorable del comercio; los servicios inmobiliarios; actividades bursátiles, cambiarias y de inversión financiera; autotransporte de carga; servicios profesionales, científicos y técnicos; otras telecomunicaciones; servicios educativos, y servicios de alojamiento temporal.
Si bien es cierto, que el mayor crecimiento se observó en el sector primario, la mayor contribución al IGAE se originó en el sector comercial y de servicios, desde donde se explica el 70% del crecimiento del indicador, impulsado principalmente por varios sectores como el turismo, comercio y los servicios financieros los cuales registraron las mayores tasas de crecimiento anual en el sector servicios al tener un incremento de 2.7%, 2.2% y 2.2% en ese orden.
Por otro lado, se anunció que las actividades industriales ayudaron con el 12% del crecimiento y el sector agropecuario explica el 18% del aumento en la actividad económica total.
Es importante mencionar que este indicador demuestra que la actividad económica está observando en 2014 una paulatina, pero importante recuperación, la cual se espera que se vaya consolidando a lo largo del año. En esta línea, el Gobierno de la República continuará llevando a cabo las acciones que permitan fortalecer la política hacendaria para potenciar su contribución al desarrollo de México, pero sobre todo, manteniendo la estabilidad macroeconómica e impulsando la productividad de los factores. Por último, afirma que por medio de estas medidas, se espera lograr un crecimiento económico sostenido e incluyente que mejore el bienestar de las familias del país.
¿Ustedes que opinan amigos lectores sobre esta situación? ¿Está realmente mejorando nuestra economía o se encuentra estancada?.
De última hora: el día de hoy, miércoles 30 de abril de 2014, la SHCP presentó el informe trimestral de las finanzas públicas al 31 de marzo del año en curso y vemos lo siguiente: Que el déficit, como lo anunciamos, sigue creciendo, y ha llegado en tres meses a la cantidad de $60,476.3 miles, es decir, sesenta mil cuatrocientos setenta y seis millones, trescientos mil pesos, cifra que resulta de restar a los ingresos presupuestarios por $ 963,247.6 miles, los cuales crecieron un 3.8%, la suma de $1,023,723.9 miles (Un billón, veintitrés mil setecientos veintitrés millones novecientos mil pesos) de gasto neto pagado, el que aumentó en un 13.2%, según lo informa la SHCP en su página de Internet. Otra vez de manera respetuosa preguntamos ¿vamos por el camino correcto, económicamente hablando?
No queremos hacerle la competencia a Nostradamus ni a Isaac Asimov, el escritor de ciencia ficción y profesor de bioquímica de la universidad de Boston, a quien se le atribuyen grandes aciertos sobre el futuro, por lo que aclaramos, que nos estamos basando en lo que consideramos que iba a suceder y en información oficial.