Banner

MARCO ANTONIO FLOTA

‘También fueron niños...’

La página de Internet de la Presidencia de la República, quizá excediéndose en su afán de transparencia, dio a conocer una serie de fotografías infantiles de los miembros del actual Gabinete, con motivo del Día del Niño.
El Día del Niño, lo hemos dicho antes, se festeja en México el 30 de abril, o sea 24 horas antes que el del Trabajo, el 1 de mayo. Se supone, es imposible que existan registros históricos, que fue una concesión a nuestros líderes obreros, porque así los festejábamos dos días seguidos: el Día del Trabajo y también un día antes, porque estaban en su segunda infancia.
No existen fotos de don Fidel Velázquez cuando era niño, pues ya era todo un adolescente cuando trabajaba como aprendiz en el taller de Daguerrere, a quien le escuchó la frase que después hizo suya:
“¡El que se mueve no sale en la foto...!”
Pero cuando los integrantes del Gabinete de Enrique Peña Nieto andaban por los 2 o 3 años de edad -bueno, el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, por los 30-, era orgullo de los padres sacarle una foto de estudio al bebé. Y algunas de estas son las fotografía que acaban de aparecer en la Página Web de la Presidencia, suponemos que por sugerencia de David López Gutiérrez, el director de Comunicación presidencial o sea el señor que aparece siempre detrás del Mandatario, muchas veces con un sombrerito, pues no se puede competir con el Primer Copete del País.
Por algunas de las gráficas podemos deducir que varios de los hoy hombres - y mujeres- importantes ya tenían alguna idea sobre cuál sería su destino.
Así, podemos ver a un José Antonio Meade con sonrisa pícara: como que ya intuía que en el futuro podría brillar como secretario de Hacienda o como secretario de Relaciones Exteriores (O como panista o priísta, si usted lo prefiere)
El niño, hoy general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, aparece con el rostro ceñudo: como si alguien le hubiera quitado sus soldaditos de plomo. De grande no se le cumplió tal temor, porque su jefe es Enrique Peña Nieto, no Felipe Calderón. Con rostro alegre, a punto de la sonrisa, se ve en su foto infantil al hoy almirante Vidal Soberón: como si esa tarde hubiera descubierto su futuro, remando en el Lago de Chapultepec.
El pequeño Luis Videgaray -3 o 4 años- luce un corte de pelo a lo “Príncipe Valiente”. A estas alturas conserva el gesto de valiente, hasta osado, pero en cuanto al pelo sólo unos hilachos.
No incluyó la página de la Presidencia un retrato infantil de Miguel Osorio Chong de bebé: quizá la familia aún creía que la fotografía roba el alma del modelo. Pero en cambio, hay una gráfica muy elocuente de un niño que, quizá, soñaba ser de grande un galán de cine como Omar Shariff o, de perdida, como Mauricio Garcés. Pero terminó en Emilio Chauauyffet.
La hoy doctora Mercedes Juan aparece como una niña modosita, con bucles: haga usted cuenta la pequeña Lulú. Y una Chayito Robles de 5 años, como su amiga de la historieta: Anita, la de los pelos parados (“¡La bruja Agata”, dirán algunos en el PRD)
Pero lamentablemente, para millones de damas que lo admiran, no aparece desnudito sobre la alfombra el personaje que todas quisieran ver: el Presidente Peña Nieto,: aún en bebé, posa como para portada de la revista Time.


¡RRIINNGG!
-Bueno, oficinas de las Chivas de Guadalajara...
-¿Qué ocurrió entre Lavolpe y el dueño del equipo?
-No sé, pero se mandaron ambos a la Vergara...

EPIGRILLO
Responde Peña a Cuarón: bajarán la luz y el gas, pero en 2018, (¡Se van al 20: doy mocho!)

nmarco antonio flota
Periodista y escritor. Durante cuatro décadas ha desarrollado la crítica humorística. Creador de las càpsulas diarias de “Hechos de Peluche” y autor de comedias para el teatro político como “La Docena Trágica”.