Banner

Asegura Alianza de Ribereños que se hace con la complacencia de inspectores de Pesca

Por Guillermo Urías Ayala

LA VOZ DEL PUERTO

GUAYMAS.- Toneladas de camarón de las tallas Under 10, 12 y 15 son saqueadas y ofertadas en 130 pesos kilogramo al mejor postor, producto de la corrupción que impera entre los inspectores de Pesca que custodian el litoral sonorense al norte, precisamente en la zona del Desemboque, en Caborca, denunció Manuel Aguilar Juárez.

El presidente de la Alianza de Ribereños y Armadores señaló que inspectores de Pesca están coludidos con los guateros, ya que bajo el argumento de una extensa área a cubrir, soslayan la presencia de pescadores furtivos.

Precisó que al menos entre 35 y 40 pangas fueron advertidas por una avioneta que realiza trabajos de prospección en la parte alta del Golfo, por parte del Instituto Regional de Investigaciones Pesqueras (CRIP), quienes con gráficas demuestran las evidencias.

En respuesta, el organismo que representa envió una carta a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), en la que manifiesta su inconformidad por la irregular situación que se está viviendo en aquella parte del litoral y donde tiene presencia la Alianza.

Es preámbulo de lo que se avecina en el próximo ciclo extractivo de camarón, no habrá producción y de lo que ya tiene también conocimiento el vicealmirante Enrique Sánchez Cruz, director de Inspección y Vigilancia en el País.

Es sorprendente la forma impune en que operan los guateros, pero más la omisión por parte de los inspectores de Pesca, señaló Aguilar Juárez.

Destacó que la vigilancia debe ser permanente, pero con más fuerza y elementos.

Hubo arribos de pangas de 130 hasta 150 kilogramos, entre 30 y 40 que operan en el Desemboque de Caborca y hay pruebas, observó.