El cuerpo quedó en medio de unos rodillos metálicos


Por Javier Camacho

TRIBUNA

Destrozado por una trituradora de asfalto murió la mañana de ayer Omar Abel Higuera Olivarría, de 37 años de edad, quien pretendía darle mantenimiento antes de iniciar con las labores de reparación del pavimento en la colonia Cumuripa.

El lamentable accidente sucedió aproximadamente a las 08:30 horas por la calle 20 de Noviembre y California, al Sur de la plaza Zaragoza, cuyo cuerpo de la infortunada persona quedó atrapado entre unos rodillos de metal acondicionados con puntas para desmembrar el asfalto y rocas.

En el lugar, elementos policíacos y de Bomberos informaron que el hoy occiso tenía su domicilio por la calle Privada 15, de la zona urbana Luis Echeverría.

Se explicó que Omar Abel estaba revisando las mangueras que conducen el aceite y que hace que se accionen los pistones de la máquina Martec AR-2000, al parecer propiedad del Gobierno del Estado.