Banner

La cantante dio a conocer imágenes donde está jugando al golf pero su entrepierna parece un tanto más elevada de lo habitual y sus muslos mucho más delgados de los que son, además de mostrar ciertas curvaturas poco naturales.

EL UNIVERSAL
MÉXICO, D.F.- Un maniquí extremadamente delgado, usado por la marca de lencería La Perla, ubicada en Soho, desató la polémica luego de que el empresario Michael Rudoy difundiera a través de Twitter una foto del modelo de plástico que decoraba la fachada de la tienda.
De acuerdo al portal "El País", la firma estuvo de acuerdo en la crítica, pues poco tardó para retirar el maniquí que luce exageradas costillas y marcada cavidad cóncava entre el pecho y el abdomen.
Este caso nuevamente ha puesto sobre la mesa el debate sobre las medidas de los maniquíes en el mundo de la moda, tanto de plástico como de carne y hueso, pues las intentos exagerados por lucir una figura esbelta, se están pasando de la raya.
Recientemente Nicole Kidman lució irreconocible por exceso de Photoshop. La actriz fue la figura elegida para la campaña de la última colección de la marca Jimmy Choo y así protagonizó una sesión de fotos en la que hizo gala de sus largas y torneadas piernas, una melena rubia salvaje y una cara que desconocíamos.
La imagen de la actriz causó revuelo, precisamente, por lo distinto de su rostro. ¿Es ella o Sienna Miller?
Otro caso fue el protagonizado por Beyoncé, quien se suma a la lista de famosas que han manipulado digitalmente sus fotografías.
La cantante dio a conocer imágenes donde está jugando al golf pero su entrepierna parece un tanto más elevada de lo habitual y sus muslos mucho más delgados de los que son, además de mostrar ciertas curvaturas poco naturales.