Por Gabriel Benítez Carrera
TRIBUNA
HERMOSILLO.- El Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora (STAUS), acordó fijar la fecha de estallamiento de huelga para el 17 de junio en la institución, por lo que esperan lograr los acuerdos necesarios con las autoridades, para evitar llegar a una segunda paralización de labores.
Tras acudir a las oficinas del ISSSTESON, donde dio a conocer la inconformidad del gremio por el actuar de la administración de dicha institución que les otorga los servicios médicos, sostuvo que es necesario que públicamente se conozca el destino de los recursos que aquí se manejan y que muchos de ellos son de las aportaciones que hacen sus derechohabientes.
Al respecto, el dirigente del gremio de los catedráticos, Roberto Jiménez Órnelas, señaló que se trata de dos mil millones de pesos que no han sido aclarados en el ejercicio presupuestal de la institución, lo cual ha derivado en un mal servicio médico.
En conferencia de prensa efectuada en las afueras del edificio administrativo de ISSSTESON, sostuvo que es necesario aclarar el destino de este dinero, ya que se trata de fondos públicos que deben ser bien invertidos a favor de los afiliados.
Manifestó que la demanda que interpondrán es por el mal manejo y desvió de recursos públicos, ante las autoridades de justicia a fin de que se puedan poner las cosas en claro y evitar de esa forma las especulaciones que se manejan por esta situación.
Por otra parte, dio a conocer que ya tienen fecha para el emplazamiento a huelga para el próximo 17 de junio a las cinco de la tarde, esto luego de que el juzgado les otorgó la razón, por lo que ahora acudirán ante las autoridades laborales del Estado, para hacerles saber de esta acción y que no se archive el expediente de su revisión con la Universidad de Sonora.
Aclaró que el tener una fecha para la huelga, eso significa que no está archivado su expediente en la Junta de Conciliación, por lo que acudirán ante dichas autoridades para que tengan pleno conocimiento del fallo judicial y por ende se sienten con las autoridades universitarias a negociar los diferentes ofrecimientos que se han tenido.