THE ASSOCIATED PRESS
SANA.- Las fuerzas armadas de Yemen recuperaron el control de un bastión de al-Qaida en el sur del país como parte de una ofensiva en curso, en un ataque que dejó siete extremistas y dos soldados muertos, informaron el sábado autoridades castrenses.
Las fuerzas armadas dijeron en un comunicado que sus soldados recuperaron el control de la ciudad de Azzan, en la provincia de Shabwa. Residentes habían escapado de la ciudad previamente a causa de los combates. El comunicado decía que dos extremistas eran de Arabia Saudí.
En otra parte de la provincia, soldados dispararon contra combatientes que atacaron una patrulla del ejército en Qarn al-Sawda, en un choque que mató a cinco extremistas y dos soldados, dijo un portavoz militar, que habló a condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa.
Los combates se produjeron en medio de una nueva ofensiva del gobierno para expulsar a la facción yemení de al-Qaida, conocida como al-Qaida en la Península Arábiga.
Estados Unidos considera esa agrupación la filial más peligrosa del grupo terrorista. Se le atribuyen varios intentos infructuosos de ataques contra estadounidenses, incluyendo un intento de derribar un avión de pasajeros estadounidense con explosivos ocultos en la ropa interior del atacante y otro plan para enviar paquetes-bomba escondidos en impresoras transportadas en aviones con rumbo a Estados Unidos.
Estados Unidos está apoyando la ofensiva del gobierno de Yemen contra los extremistas islámicos con aviones no tripulados.