Banner


Staff
AGENCIA REFORMA
BARCELONA.- El milagro colchonero apareció en el Camp Nou.
El Atlético de Madrid volvió a ganar la Liga española que no conseguía desde hace 18 años y lo hizo después de dominar al Barcelona, como lo ha hecho en los últimos seis enfrentamientos.
Al conjunto rojiblanco le bastó un 1-1 que sacó con dolor, coraje y pese a verse abajo casi sin merecerlo.
El chileno Alexis Sánchez le puso mayor condimento al duelo por la corona española con un potente disparo que se incrustó pegado al poste izquierdo que resguardaba Thibaut Courtois, al 33'.
El conjunto blaugrana se topó con una anotación pese a que apenas había buscado el arco y luego que el Atlético ya había sufrido dos lesiones: Diego Costa, al 15', y Arda Turan, al 22'.
Pero en el complemento el uruguayo Diego Godín igualó con un cabezazo en tiro de esquina, al 49'.
Los colchoneros retomaron la posesión del esférico y poco dejaron hacer a su rival cuando se les acercaba a su arco, aquel que desde el cielo era protegido, según Diego Simeone, estratega del Atlético.
Aragonés fue monarca colchonero como jugador y técnico pero partió el 1º de febrero de este año.
Con esa ayuda, el Atlético le repitió la dosis al Barcelona. De seis cotejos este último año, los colchoneros igualaron en cinco y le vencieron en el otro.
Pero si en Madrid estuvieron de fiesta, en territorio catalán hubo tristeza y el fin de otra era.
No sólo el técnico Gerardo Martino anunció su salida del club, sino más de uno de los culés afirmó que era el comienzo de una revolución en el equipo.