Por Pedro Diego Tzuc
AGENCIA REFORMA
MÉRIDA.- Un paciente no pudo recibir un hígado en donación debido a la negativa del personal de la empresa aérea para efectuar el traslado.
Autoridades de la Secretaría de Salud de Yucatán lamentaron la pérdida del órgano humano, que tendría como destino a un paciente ubicado en el Hospital San José, en Monterrey.
La dependencia estatal aseguró que se cubrieron todos los requisitos legales y sanitarios que corresponden en un procedimiento de este tipo.
“Afecta el trabajo que venimos realizando para salvar vidas”, precisó un funcionario, quien pidió mantener su nombre en anonimato.
“Otras aerolíneas lo permiten normalmente; hemos viajado múltiples ocasiones sin problema alguno”, agregó la fuente informativa.
El viernes pasado, la compañía Viva Aerobús, “por política empresarial” se negó a transportar el órgano en sus aviones hacia Nuevo León.
La donación fue realizada por familiares de una mujer que tuvo muerte cerebral en el Hospital de Alta Especialidad de Mérida.
La diligencia fracasó a pesar de la intervención del encargado de transplantes en dicho nosocomio, Héctor Rendón, y del director del Centro Estatal de Trasplantes de Yucatán, Jorge Martínez Ulloa.
Las diferentes llamadas telefónicas a diferentes sitios e instituciones resultaron infructuosas.
La pequeña nevera, con hielo y aditamentos especiales, en una bolsa de mano, a modo de embalaje, con papeles en manos del Doctor Iván García Márquez, no pudo librar los argumentos del personal ubicado en los mostradores de la empresa.
“Desafortunadamente el hígado se descompuso”, confirmó personal de la Secretaría Estatal, al referir que se tenían 10 horas, desde la cirugía de extirpación hasta que se debía situar en el receptor.
El Centro Nacional de Transplantes indica que, hasta la fecha, hay 18 mil 295 personas en espera de algún órgano para salvar la vida, de ese grupo, 399 pacientes esperan un hígado sano.