Banner

Una vez que se suministre a Puerto Libertad, se iniciará el tramo a Guaymas.

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

La obra del gasoducto que construye la Comisión Federal de Electricidad está por concluir los 220 kilómetros para llegar a su primer destino, y generar ahorros a los sectores industrial, comercial y residencial, informó Alberto Torres García.

El gasoducto que abastecerá a las plantas tratadoras de Puerto Libertad, Guaymas y el Loro, Sinaloa, informó el gerente de Relaciones Públicas de la empresa Ienova en una reunión con empresarios locales, que una vez que se suministre a Puerto Libertad, se iniciará el tramo a Guaymas.

Se prevé que en octubre del año próximo se abran las llaves de gas a la planta de la CFE y que en agosto del 2016 estén llegando a Loro, Sinaloa, “esta fue una licitación de la misma CFE para que de entrada las plantas utilicen gas natural en lugar del combustible actual”.

Agregó que a pesar de ello, un proyecto de esa naturaleza también brinda la oportunidad de pasar cerca de los centros poblacionales para en un futuro lograr el desarrollo económico y la detonación económica extendiendo la red para uso industrial, comercial y residencial.

Expresó que ese proceso no es difícil, ya que cuando se cuenta con la infraestructura cerca de las zonas de consumo lo que se tiene que hacer es extender la red en base a las trayectorias que más convengan en relación a la demanda de gas.

Expresó que hasta el momento no se han dado las negociaciones con los miembros de la Tribu Yaqui, para que ellos como propietarios den su autorización para que el gasoducto pase por sus tierras; sin embargo, en su momento se va a buscar llegar a un acuerdo favorable.

Ya que de lo contrario se requerirá rodear el Valle del Yaqui, para llegar a Navojoa, con lo cual ya no sería posible que Ciudad Obregón se beneficie y la alternativa ya sería el gas rodado.