Por Luis Fernando Lozano
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El bajo crecimiento económico es uno de los factores que incrementan el riesgo de que las familias entren o regresen a condiciones de pobreza, advirtieron especialistas.
“La tendencia en México ha sido de un bajo crecimiento en los últimos 20 ó 30 años, así como mayor generación de personas en pobreza”, explicó Pilar Rodríguez, de la organización Incide Social.
A la baja productividad en el País, dijo, hay que agregar una insuficiente creación de nuevos empleos.
Luis Serra, del Centro de Investigación para el Desarrollo, comentó que en el modelo asistencialista de la política social prevalece la falta de transparencia en el manejo de los recursos.
“Aunque tuviéramos tasas sostenidas (de crecimiento) de 7% anuales, tampoco estaríamos garantizando de que efectivamente llegue a los beneficiarios de estas políticas”, indicó.
En referencia a los recursos destinados a los programas sociales, Serra consideró que las partidas aprobadas por el Congreso no corren riesgo de ser modificados en un contexto de crisis.
“No se pone en riesgo la asignación de recursos para desarrollo social para el ejercicio 2014, porque estos programas son considerados prioritarios por los gobiernos federal y estatales”, explicó.
Diego de la Mora, de Fundar, explicó que el artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece rubros en los que se pueden hacer recortes antes de afectar programas sociales.
“En la última crisis sí recortaron subsidios, lo que es inaceptable cuando el Estado gasta tanto en otras cosas que se deberían recortar”, agregó.