Banner

Logra la joya en la victoria de los Dodgers por 6-0 sobre Filis


THE ASSOCIATED PRESS
FILADELFIA.- Josh Beckett comenzó a hablar sobre el lanzar un juego sin hit en el cuarta inning, ignorando todas las supersticiones tradicionales y de paso puso nervioso a su cátcher.
Su dominio era tal que no se distrajo con cábalas.
Beckett lanzó el primer juego sin hits de su estelar carrera y en el primero de las mayores esta temporada, al conducir ayer domingo a los Dodgers de Los Ángeles a la victoria 6-0 frente a los Filis de Filadelfia.
Hace un año, la carrera de Beckett peligraba por una condición nerviosa que generó un entumecimiento en la mano con la que tira.
Sin embargo, ayer, fue simplemente dominante.
Beckett recetó seis ponches, concedió tres boletos y nunca estuvo cerca de que le conectaran un hit. Todo ante una alineación que incluye a dos ex ganadores del premio al jugador más valioso, además de cuatro peloteros que han acudido al Juego de Estrellas.
Ponchó al cinco veces seleccionado al Juego de Estrellas, Chase Utley, con un strike cantado para terminar el encuentro.
Con 128 pitcheos, el derecho de 34 años tiró el primer juego sin hits en las mayores desde que el venezolano Henderson Álvarez lanzó uno para Miami ante Detroit en el último día de la campaña de 2013.
Beckett mezcló una agresiva recta con una curva engañosa que mantuvo a los bateadores fuera de balance durante un lapso en el que retiró a 23 enemigos en fila. Lanzó el primer juego sin hit de los Dodgers desde que Hideo Nomo venciera a Colorado en el Coors Field en 1996, y el 21 en la historia de la franquicia. Sandy Koufax tuvo cuatro de ellos.
Beckett se convirtió en el primer lanzador visitante que consigue un juego sin hits en Filadelfia desde que Bill Stoneman de Montreal superó a los Filis el 17 de abril de 1969.
Beckett (3-1) comenzó la campaña en la lista de lesionados con una lesión en el pulgar, generando más dudas sobre su efectividad una vez que volviera a un equipo con expectativas de postemporada.