Staff de Redacción
TRIBUNA
HOUSTON.- El abridor mexicano de los Orioles, Miguel Ángel González llevó un juego sin hit hasta la sexta entrada, pero no tuvo apoyo de su ofensiva y terminó cargando con el descalabro en la victoria de los Astros de Houston por 2-1 sobre Baltimore.
Tras permitir sólo un hit en las primeras seis entradas, el "Mariachi" sufrió un titubeo en el séptimo rollo en el que permitió dos dobletes y un sencillo con los que los Astros produjeron las carreras que los llevaron al triunfo.
González (3-4), quien había ganado sus dos salidas previas, ponchó a cuatro rivales y regaló dos bases por bolas, además de recibir cinco hits.
Brett Oberholtzer (2-6) admitió cuatro hits y una carrera en siete entradas para llevarse el triunfo y Chad Qualls retiró los últimos cuatro outs para su quinto salvamento.
Jonathan Villar puso fin a una racha de 26 turnos sin conectar de imparable para impulsar la carrera de la diferencia con un doblete en el séptimo episodio y los Astros de Houston extendieron su seguidilla de victorias a siete con un triunfo de 2-1 sobre los Orioles de Baltimore.
Esta es la primera vez que Houston, que ha perdido 100 o más juegos en las últimas tres campañas, ha ganado siete en fila desde el 2010.