Banner

Mario Rivas Hernández
¿Se están adelantando los tiempos políticos?

LO COMENTÉ CON USTED AQUÍ MISMO, no hace mucho: la política ya está aquí, se mueve, se percibe, incluso, se ve.
No por menos este pasado fin de semana --entre viernes y sábado-- hubo eventos con indiscutible sabor político.
De hecho, el acto celebrado en el salón Colosio de la Sede Estatal PRI, donde IGNACIO MARTÍNEZ TADEO fue declarado presidente interino de la Liga de Comunidades Agrarias de Sonora, tuvo implicaciones que han dado de qué hablar.
Por las ausencias, más que por las presencias.
Y en cuanto a la presencia de VÍCTOR HUGO CELAYA CELAYA, en el evento, bueno, él es compadre de Nacho y con eso está dicho todo.
Acá, en Cajeme, el sábado se registró mucho movimiento político en distintos lugares de Ciudad Obregón.
Particularmente, el azar me llevó a ser testigo de una larga reunión celebrada en el San Jorge, entre el diputado federal ANTONIO ASTIAZARÁN GUTIÉRREZ y la ex-diputada local panista SARA MARTÍNEZ DE TERESA.
Bien se sabe que en política no hay casualidades y que todo tiene un fin precisamente político.
Yo tuve la oportunidad de platicar brevemente tanto con Toño como con Sara, por separado.
Ambos coincidieron en que se trató de un acercamiento cordial, donde ella se mostró entusiasmada con el proyecto del guaymense.
Lo cierto es que hay quienes piensan que Sara tiene un pie dentro del PRI y que su ingreso podría ser a través del proyecto de Astiazarán Gutiérrez.
En todo caso, ya se verá.
Como sea, el legislador por el 04 Distrito Federal, tuvo una actividad desusada el sábado.
Ese mismo día en el ejido La Unión, de Huatabampo, se llevó a cabo una reunión de líderes cenecistas y de otros notables ciudadanos del Mayo aprovechando el cumpleaños número 55 de RODOLFO JORDAN VILLALOBOS.
De acá, del Yaqui, asistimos SERGE ENRÍQUEZ TOLANO y yo.
LA VERDAD SEA DICHA, LA convivialidad se combinó con el trabajo. Por ejemplo, RICARDO GAXIOLA, presidente del Módulo 02 de Fuerte-Mayo, me comentó que para este domingo –ayer-- se reunirían los ejidatarios de Fuerte-Mayo con miras a una dramática decisión: tomar las oficinas de CONAGUA en Navojoa.
El propósito es presionar a las autoridades de esa dependencia para que liberen el agua cuya concesión ya está aprobada pero detenida en el departamento jurídico central.
Mire usted: la situación de este grupo de ejidatarios de Fuerte-Mayo es desesperante pero también indignante: de los más de mil 400 socios menos un millar tienen agua para sembrar tres hectáreas.
Esta concesión que está atorada en el jurídico de CONAGUA, les permitiría aumentar dotación de agua para 4 hectáreas.
Fíjese bien, caro lector: 4 hectáreas que sirven para no morirse de hambre.
Este recurso hídrico se derivaría de la Presa Josefa Ortíz de Domínguez, que se encuentra en la región de El Carrizo.
Con Ricardo Gaxiola recordé el largo caminar de estos campesinos que en 1993 estuvieron a un paso de consumar un gran sueño que los trasladaría a una etapa de progreso y bienestar.
Se lo dije así a Gaxiola: yo viví de cerca, por circunstancias inesperadas, ese momento.
Todo estaba listo para que abrieran al cultivo 35 mil hectáreas en la Zona Fuerte-Mayo.
El entonces banquero de moda, CARLOS CABAL PENICHE, se había comprometido a financiar el proyecto.
Un día de agosto el gobernador realizó una gira por Ciudad Obregón y el Valle del Yaqui. Había invitado a los emblemáticos empresarios hortaliceros de Sinaloa, los famosos “Canelo”.
Yo tuve la oportunidad de compartir la mesa con ellos en el restaurant El Bronco, que entonces estaba ubicado por la Sinaloa.
A la mesa, todo era felicidad: ellos encabezarían el proyecto en el que participarían empresarios agrícolas del Valle del Yaqui.
Todo era alegría y optimismo. Venían un horizonte pleno de buenas noticias.
Miles de ejidatarios de Fuerte-Mayo se beneficiarían con este ambicioso proyecto, gracias al agua que sería enviada desde la presa Huites.
Pero de pronto, una noticia funesta hizo que todas las ilusiones se incendiaran en el fuego de la adversidad: el banquero Cabal Peniche, el consentido de CARLOS SALINAS, había caído en desgracia política.
Cabal era considerado prófugo de la justicia y en esa condición permaneció por algún tiempo.
El caso es que el proyecto de las 35 mil hectáreas se derrumbó.
De todo esto platiqué con Ricardo Gaxiola, presidente del Módulo de Riego 02 de Fuerte-Mayo.
Por su parte, SERVANDO SOTO, líder de la CNC en Álamos, relató los esfuerzos que han realizado, por años, para que los ejidatarios del ejido sinaloense San Antonio, entren en razón.
Hay 777 hectáreas en conflicto. En la jerga campirana, dicen que están encimadas. Es decir, que hay dos dictámenes distintos.
Los ejidatarios de la parte sonorense, esto es, de Casanate, han propuesto que las 777 hectáreas se dividan. Cada parte se quedaría con la mitad y aquí no ha pasado nada.
Pero los de San Antonio, Municipio de El Fuerte, no aceptan. Lo quieren todo.
CON CHABETO IBARRA GUERRA, ex-alcalde de Huatabampo, platiqué del proyecto de resucitar la planta que en otros tiempos fue orgullo de Huatabampo.
Va lenta, me dice, pero hay esperanzas de que con un empujoncito de los legisladores federales del PRI, se puede sacar adelante.
No menos interesante fue mi conversación con LUIS ALBERTO MELÉNDREZ, presidente del PRI Municipal.
Se trata de un joven entusiasta, que quiere dejar huella como líder del priismo huatabampense.
Él llegó acompañado de su progenitor, MANUEL MELÉNDREZ, hermano de mi cuate ALFREDO MELÉNDREZ, radicado en Ciudad Obregón.
A JORDAN VILLALOBOS le percibo tranquilo, dispuesto a aportar lo mejor de sí mismo en pro la unidad de su central, la campirana cenecista.
En ese mismo tenor se mostraron ROSARIO (Chalito) MATUZ, el joven Comisario de La Unión, HUMBERTO MORALES, hijo del dirigente de la CNC en Huatabampo, del mismo nombre.
Y EL CHAPO MANUEL ARNULFO RAMÍREZ, de San Ignacio Cuhuirimpo. Y GERMÁN APODACA, Y JOSÉ JUAN BENG CORRALES. Y ARTURO SANDOVAL LÓPEZ. Y…
Todos le apuestan a la unidad cenecista, más allá de sus naturales discrepancias por los hechos de todos conocidos.
De todo esto platiqué con el Dr. ENRIQUE LIBORIO GUTIÉRREZ PÉREZ, muy amigo de la comunidad cenecista de la región.
AYER, DOMINGO, RECIBÍ la llamada de IGNACIO MARTÍNEZ TADEO. Me habló de lo inesperado que fue para él esta responsabilidad. “Yo ya fui dirigente de la liga en dos ocasiones, y pensaba que esto para mí había terminado. Pero la muerte de mi amigo Trini nos reclama a todos nuestro compromiso por preservar la unidad de la CNC y mantener lo que él había logrado”, me dijo, sin pregunta previa de mi parte.
Anunció que próximamente vendrá al Sur del Estado. Quiere buscar acercamientos con los cenecistas y, bueno, supongo que así tiene qué ser.
Como digo, pues, el pasado fin de semana fue de gran actividad política lo mismo en el sur de Sonora que en la capital del Estado.
ALGUNAS PERSONAS ME HAN preguntado si no se estarán adelantando los tiempos políticos.
Yo pienso que no.
De hecho, hace muchos años un sabio de la política a la mexicana --en una de esas y fue el inventor-- llamado PLUTARCO ELÍAS CALLES, le dijo a un aspirante que le pidió su consejo, que hacer pública una aspiración política no tenía por qué verse con dudas.
Que los ciudadanos deben de conocer a quienes buscan su voto para gobernarlos.
Sentado frente él, el político que pedía consejo, LÁZARO CÁRDENAS DEL RÍO, escuchaba con atención.
Calles pontificó: “Una candidatura no tiene por qué ser una sorpresa para los ciudadanos”.
En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡AH, QUE LAS HILACHAS! AHORA RESULTA que el gobernador de Sinaloa, MARIO LÓPEZ VALDEZ, es un erudito en temas del narcotráfico…
Dígame si no: acaba de declarar que él ve “un reacomodo del narco”, tras la captura de JOAQUÍN GUZMÁN LOERA…
¡Brujo!...
Caray con MALOVA…Hasta un policía de crucero sabe que a la captura de un capo le sigue el reacomodo natural de los grupos…
Eliminada una cabeza, tiene que ser sustituida por otra…
Eso pasa en todos los órdenes de la vida, sobre todo en las grandes empresas, sean legales o ilegales, y en la política…
¡OH, LA LÁ! NO CABE DUDA de que a JOSÉ ISLAS PACHECO, director del Museo Sonora en la Revolución, de Ciudad Obregón, y del Museo Ferrocarrilero, de Empalme, lo que le sobra es imaginación…
Lo digo a propósito de la serie de eventos que ha llevado a cabo en la ex-rielera población, denominada, “El Cabús” de las letras”, que consta de varios eventos, cada uno con título diferente pero sin dejar de mencionar el “cabús”, que es el principal objetivo de la serie…
Por ejemplo --sólo por citar una mínima parte--, se presentó “El Cabús vende libros”, pero hay otro que no tiene desperdicio: “Los poetas viajan en cabús”…
Todo esto forma parte del reto de rescatar del cabús de la era del vapor que se encuentra en el exterior de la Sección 8 del Sindicato Ferrocarrilero…
LA VERDAD SEA DICHA, no conozco un antecedente en que un Museo se convierta en promotor de proyectos extra-muros de la institución…
Islas Pacheco lo está haciendo en Empalme, y esto debe de reconocerse en todo lo que vale…
Es todo.
Le abrazo.