Banner

Por Pedro Sánchez
AGENCIA REFORMA
CIUDAD JUÁREZ.- Debido a que alumnos y maestros eran víctimas de bullying por pertenecer a la Escuela Primaria Elba Esther Gordillo, las autoridades educativas de Chihuahua aprobaron cambiar el nombre del plantel.
“Lo solicitamos precisamente porque nos veíamos acosados, se burlaban de nosotros. Acudíamos a los eventos y, en lugar de aplaudirnos, se quedaban serios o hacían muecas negativas de que no les gustaba, o preguntaban por qué el nombre”, explicó Nury de la Cruz, directora de la escuela.
El nombre que llevó el plantel por 15 años también les afectó con la iniciativa privada, ya que no respondía a sus solicitudes de apoyo para mantenimiento.
“Ya era demasiado el hostigamiento que estábamos recibiendo, ya era una cuestión psicológica también lo que estaba influyendo en nosotros, porque metíamos solicitudes y no nos las aprobaban”, narró la directora.
“Metíamos (solicitudes) para aires, metíamos para calentones, para bancas, y veíamos que en otras escuelas sí les llegaba y a nosotros no nos llegaba nada”.
La institución, ubicada en las calles Hélice y Satélite, de la colonia Jardines del Aeropuerto, en el Sur de la ciudad, ahora se llama Aurora Reyes, una docente chihuahuense fundadora del sindicato de maestros.
La solicitud de cambio de nombre lo realizó De la Cruz en junio de 2013, y fue aprobado por la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno del Estado el 27 de septiembre del mismo año.
Del nombre anterior de la escuela sólo queda ahora una pequeña placa pegada a una de las aulas, en la que se lee “Elba Esther Gordillo” y Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac), con fecha 1998.