Banner

El organismo no interpondrá criterios ni juzgará ningún caso

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- José Miguel Insulza, secretario general del Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó que este organismo no impondrá criterios o recomendaciones a ningún Gobierno o Estado respecto a la interrupción legal del embarazo y el matrimonio homosexual.

Lo anterior al clausurar los trabajos de la 44 Asamblea General llevada a cabo en Asunción, Paraguay, en la que participaron delegados de 34 países de esta región.

Dentro de las conclusiones se hace un llamado a que cada País, acorde a su cultura, idiosincrasia y valores defina políticas públicas en torno a temas de controversia como la práctica del aborto y los matrimonios de personas del mismo sexo para evitar división en la sociedad.

Expresó que las exigencias de las organizaciones a favor de la diversidad sexual y el aborto no pueden ni deben ser impuestas en ningún País del Continente Americano y se manifestó a favor de que cada nación defina conforme a sus propios criterios respecto a estos temas polémicos sin menoscabo del respeto a los derechos humanos de cada persona y sin discriminar ningún sector de la sociedad civil.

Al presentar la Declaración de Asunción, en la que se comprometieron esfuerzos para erradicar el hambre, la pobreza, combatir la inequidad y la desigualdad, el secretario general de la OEA dijo además que la discusión de temas relacionados con los Derechos Humanos, Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género no debe estar en riesgo la inclusión y la estabilidad social.

Por otro lado, señaló que los países impulsarán políticas públicas intersectoriales de protección e inclusión social con miras a fortalecer el respeto de los derechos humanos y la adopción de medidas integrales para la plena y efectiva participación en la sociedad de todas las personas, en particular aquellas en situación de vulnerabilidad; y prevenir, combatir y erradicar todas las formas de discriminación e intolerancia.

Al término de los tres días de trabajo de la Asamblea, los delegados también ofrecieron mantener los esfuerzos para garantizar la plena equidad e igualdad de acceso, oportunidades, participación y liderazgo de las mujeres en los procesos de desarrollo, de acuerdo con los compromisos internacionales asumidos por los estados dirigidos a alcanzar una participación plena e igualitaria de las mujeres en todas las esferas de la sociedad.