Banner

Por Silvia Garduño
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El flujo de remesas de Estados Unidos a México no ha podido recuperarse luego de la crisis de 2008, indica un estudio del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Señala que en los primeros dos trimestres de 2013, las remesas mostraron caídas interanuales de 10.5 y 9.1%, respectivamente, mientras que en el tercer y cuarto trimestres las correspondientes variaciones anuales fueron positivas en 2.5 y 3 por ciento.
“Este crecimiento fue insuficiente para revertir las caídas del primer semestre, por lo que la tasa de crecimiento de todo el año fue de -3.8 por ciento”.
En contraste, los países de Centroamérica experimentan un crecimiento a tasas superiores, pues en 2013, esta subregión alcanzó un crecimiento interanual de 5.4 por ciento.
“En 2013 el ingreso total de remesas de ese conjunto de países superó los niveles máximos alcanzados incluso antes de la crisis”, señala el informe.
Menciona que un factor que podría explicar la recuperación de las remesas en Centroamérica, pero no en México, es que los flujos de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos siguen aumentando, en tanto que los flujos de mexicanos se han estancado e incluso registrado una caída.
En los países del Caribe, el documento señala una recuperación acelerada de los flujos de remesas, después de la crisis.
En 2013, el comportamiento del ingreso de remesas a este conjunto de países fue similar al observado en el resto de la región de América Latina y el Caribe, a excepción de Centroamérica, mostrando un crecimiento anual de 3 por ciento.