San Antonio se colocó a un triunfo de conseguir el título de la NBA


EL UNIVERSAL
MIAMI.- La actitud defensiva fue lo que más ofendió al Heat de Miami, que por primera vez en 47 ocasiones sumó derrotas consecutivas en Playoffs al caer 107-86 ante los Spurs de San Antonio y con ello situarse a un descalabro de dejar su reinado a Tim Duncan y compañía.
Desde el inicio del encuentro, el conjunto de Gregg Popovich estableció un férreo trabajo defensivo que limitó la entrada a la pintura de LeBron James y Dwyane Wade, quienes culminaron el periodo con tan sólo siete puntos combinados.
Por el contrario, los Spurs mantuvieron el juego de equipo que les ha redituado a lo largo de la temporada y con siete anotadores diferentes, concluyeron con ventaja de nueve puntos.
Si la defensiva de los Spurs ya se mostraba como un difícil obstáculo para llegar a la pintura, el aro fue otro enemigo de Miami. El Heat apenas encestó cuatro de quince oportunidades en las que entró a la pintura en la primera mitad, con un Wade hundido al sólo consumar una de las siete veces que pisó la zona de definición.
La conjunción de los Spurs a lo largo de los dos primeros cuartos, los llevó a culminar con una ventaja de 19 unidades y convertirse en el primer conjunto en hilvanar diferencia de 15 o más puntos al descanso en dos encuentros de Playoffs, desde los Lakers de 1987.
Aunque LeBron James trató de cargar con el equipo, el poco aporte del resto de sus compañeros provocó que la mayor diferencia de puntos llegara a la mitad del tercer periodo, cuando los Spurs se despegaron con 24 unidades. James culminó los tres cuartos con 28 puntos, mientras que los otros 10 jugadores que tuvieron participación sumaron 29.
La ofensiva de los Spurs fue guiada por Tony Parker y Kawhi Leonard, quienes aportaron 19 y 20 puntos, respectivamente.
San Antonio durante todo el partido se mostró como una sinfónica que tocó una de sus mejores piezas a la que sólo le falta la última partitura para ser campeón.
Y es que las estadísticas están con ellos, pues ningún equipo ha venido de un 1-3 en las Finales para coronarse.
Los Spurs tendrán este domingo la oportunidad de vengar en casa la derrota sufrida hace un año.