Banner

El alemán se coronó en el Gran Premio de Austria


Staff
AGENCIA REFORMA
SPIELBERG.- Las aguas regresaron a su nivel en la Fórmula Uno.
Después de perder el triunfo en la pasada carrera en Canadá, la escudería Mercedes retomó ayer el paso ganador al imponerse en el Gran Premio de Austria, con el doblete de sus pilotos, Nico Rosberg y Lewis Hamilton.
Las "Flechas Plateadas" se recuperaron en la pista del Red Bull Ring después de ceder el sábado, en la calificación. la primera línea de salida a los Williams de Felipe Massa y Valtteri Bottas.
"Siempre tuve confianza antes de la carrera y sabía que podía ganar aunque inicié en el tercer puesto", expresó Rosberg.
El alemán celebró su tercera victoria de la campaña y la sexta en su trayectoria en la Fórmula Uno, lo que le permite ampliar su ventaja sobre Hamilton en el Campeonato Mundial de Pilotos a 29 puntos.
Bottas llegó en el tercer sitio y consiguió su primer podio en la Fórmula Uno, mientras que su coequipero Massa finalizó cuarto.
El tetracampeón de la Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel, abandonó en la vuelta 36, después de enfrentar problemas mecánicos en las primeras vueltas de la competencia.
Rosberg triunfó en el circuito en el que su padre, Keke, no pudo ganar hace 32 años, cuando cruzó la meta a cinco centésimas de segundo de Elio de Angelis, en el Gran Premio de 1982.
Hamilton, quien arrancó noveno, lanzó un agresivo ataque desde la salida al ganar cuatro puestos, y luego adelantó una posición más para quedar cuarto en la primera vuelta.
"Fue un buen arranque, uno de los mejores que he tenido. Pasar del noveno al segundo sitio y poder presionar a Nico muestra la velocidad que tuve el fin de semana", destacó el inglés.