Por Ernesto Sarabia
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Si bien desde su puesta en operación, en 1997, el esquema de cuentas individuales ha traído dividendos, como hacer al trabajador propietario de sus recursos, generar un cúmulo de ahorro y estabilidad macroeconómica al País, el mayor provecho ha sido para las Afores, según expertos en pensiones.
Las mayores beneficiadas han sido las Afores, pues hay una cantidad importante de dinero administrado por éstas y han cobrado comisiones que, aunque van a la baja, han sido muy elevadas, afirmó Francisco Aguirre, director general de Valuaciones Actuariales del Norte.
Para Tapen Sinha, experto en pensiones del ITAM, el sistema de cuentas individuales ha sido un gran negocio para las Afores, ya que la cobertura como proporción de la fuerza laboral no ha cambiado desde 1980 y la contribución de las Afores al PIB ha sido marginal.
“En las compañías financieras que tienen Afores, éstas constituyen la parte que les genera más ganancia”, dijo Sinha.
A decir de José Luis Salas y Arturo Casares, especialistas en el sector, el esquema no trajo ningún beneficio para los ahorradores; para los accionistas de las Afores, ganancias millonarias, y para el sector productivo, ninguno, porque la inversión ha estado mayormente en valores gubernamentales de largo plazo.