Banner

Por Benito Jiménez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La captura de José Manuel Mireles, ex líder de los grupos de autodefensa en Michoacán, es el resultado por oponerse a la política del comisionado federal en esa Entidad, Alfredo Castillo, opinó Guillermo Valencia, ex edil de Tepalcatepec.
“La cárcel es la forma en que doblega a sus adversarios políticos que se oponen a sus intereses. Alfredo Castillo está utilizando la ley del garrote y es una verdadera lástima que la ley sea tan selectiva”, dijo Valencia en entrevista.
El ex alcalde, ahora autoexiliado en Estados Unidos, indicó que Mireles fue un instrumento mediático de los hermanos Uriel y Juan José Farías Álvarez, a quienes señaló como verdaderos fundadores del movimiento de autodefensas.
Valencia, recordó que fue amenazado de muerte por ambos hermanos para dejar la Presidencia Municipal de Tepalcatepec.
“Quien organizó el movimiento fueron los hermanos Farías con la complacencia del Gobierno, nadie iba a seguir a un movimiento liderado por narcotraficantes, por eso utilizaron al doctor Mireles como parapeto para dar la cara, el asunto es que después Mireles se convirtió en el ícono del movimiento.
“Primero le dieron alas, luego lo quisieron parar, y como él no se presta a intereses mezquinos, no se dejó y ahí están las consecuencias, ahora con la ley del garrote seguramente lo quieren doblegar”, lamentó Valencia.