Se construirán 800 kilómetros de gasoducto desde la frontera Norte de Sonora a Sinaloa y atravesará territorio yaqui entre Guaymas y Estación Oroz, con inversión superior a mil millones de pesos, dijo Puga Cornejo.

Por Candelaria González

TRIBUNA

Con la participación de la Secretaría de Gobernación, de Energía y la Comisión Federal de Electricidad, el Ayuntamiento de Cajeme fue sede para acordar el proceso de consulta a la Tribu Yaqui sobre la construcción del gasoducto que beneficiará a Sonora y Sinaloa.

El alcalde Rogelio Díaz Brown Ramsburgh destacó que es un honor haber sido escenario para el cumplimiento de mandamientos de la Constitución Política Mexicana y acuerdos internacionales sobre el derecho de las etnias a ser consultadas cuando una obra le impacte.

Durante la reunión estuvo presente Katia Puga Cornejo, directora general adjunta de Evaluación de Impacto y Consulta de la Secretaría de Energía; Claudia Pastor, gerente de Relaciones Nacionales e Internacionales del abogado general de la CFE, y el delegado de Gobernación, Adolfo García Morales, entre otros.

Se construirán 800 kilómetros de gasoducto desde la frontera Norte de Sonora a Sinaloa y atravesará territorio yaqui entre Guaymas y Estación Oroz, con inversión superior a mil millones de pesos, dijo Puga Cornejo.

Se consultará e informará a los Yaquis sobre el impacto de la obra en su territorio, destacó, como por ejemplo el desplazamiento de alguna vegetación, pero también las medidas para mitigar ese hecho.

En contraparte, el acueducto garantizará el desarrollo integral de Sonora, en este caso la zona sur, con impacto en el empleo, las agroindustrias y la industria manufacturera, a la cual apoyaría en gran medida por la generación de energía más barata.

García Morales destacó que el Gobierno Federal busca cumplir con las leyes ante el derecho de los Yaquis a ser consultados y esta primera reunión permitió acuerdos importantes, sobre todo para el respeto a los usos y costumbres de la etnia.

Tomás Rojo Valencia dijo a nombre de las autoridades tradicionales Yaquis que reconocen la necesidad de alcanzar mayor desarrollo y progreso en Sonora, pero que también beneficie a la etnia.