300 policías y bomberos removían los escombros para buscar sobrevivientes

THE ASSOCIATED PRESS
NUEVA DELHI.- Equipos de rescate con palas y sopletes buscaban el domingo entre los escombros a más de una docena de personas que se creía atrapadas en el segundo de dos edificios derrumbados en India, que en conjunto han matado al menos 19 personas.
El bloque de apartamentos de 12 pisos que estaban construyendo los trabajadores se derrumbó el domingo durante una tormenta eléctrica con intensas lluvias a las afueras de Chennai, la capital del Estado sureño de Tamil Nadu. La policía indicó que 26 albañiles habían sido rescatados de entre los escombros, y los rescatistas buscaban a otra docena más.
Cuatro de los trabajadores murieron en el lugar, y otros cuatro fallecieron debido a sus heridas en el hospital, indicó el agente de policía George Fernandes.
Doce trabajadores heridos han sido ingresados, mientras que otros seis pudieron volver a sus casas tras recibir atención médica el sábado por la noche, añadió el agente.
Casi 300 policías y bomberos removían los escombros durante la noche en busca de sobrevivientes. Con palas, sopletes y barras de metal, trataban de llegar a los trabajadores atrapados en el derrumbe.
Antes el sábado, un edificio de cuatro pisos en un vecindario pobre se derrumbó en Nueva Delhi. Once personas murieron, y un sobreviviente estaba hospitalizado, dijo el jefe de Bomberos Praveer Haldiar.
La mayoría de los edificios en el vecindario de Nueva Delhi donde se produjo el primer derrumbe fueron construidos sin permiso y con materiales de inferior calidad, dijo el policía Madhur Verma.
La Agencia Press Trust of India dijo que el derrumbe en Nueva Delhi fue provocado por trabajos de construcción en un lote adyacente.
Los derrumbes son frecuentes en India, donde la demanda de viviendas y la falta de regulación permiten a los constructores usar materiales de inferior calidad o agregar pisos sin autorización.
En abril del año pasado, 74 personas murieron en el colapso de un edificio de ocho pisos que se estaba construyendo de forma ilegal en el suburbio de Thane, en Mumbai. Se trata del peor derrumbe de un edificio que ha registrado el País en décadas.