Banner

Por Gonzalo Soto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- A pesar de que en su último informe el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que su viabilidad financiera llegaba hasta 2017, Carlos Treviño, director de Finanzas del organismo aseguró que se aplazará ese colapso.
Para retrasarlo dijo que implementarán cambios que calificó de “marginales” y otras medidas financieras.
“No va a llegar ese momento, nunca va a llegar un momento en el que el instituto va a ser inviable financieramente.
“Confiamos en que no vamos a dejar que llegue ese momento, estamos confiados que con las mejoras marginales que haremos en 2014 y 2015, seguramente vamos a aplazar este colapso financiero”, subrayó.
Treviño explicó que los cambios marginales están relacionados con impulsar una mayor eficiencia en el uso de recursos en la operación de las clínicas y demás servicios del organismo.
Medidas como las recetas resurtibles y cambios en el sistema de filas de espera para los servicios médicos han dado al instituto un pequeño respiro financiero para aplazar la fecha de la inviabilidad financiera, al menos un año más.
“Está claro que estas mejoras son marginales, no son para darle la vuelta al Instituto y no le diremos que ya nadie se preocupe, son mejoras marginales que sí están en nuestra cancha”, dijo.
El funcionario reconoció que la situación financiera del IMSS es preocupante y que se trabaja principalmente para mantener a flote al organismo en el corto plazo.
“En materia de la visión financiera, sin duda el Instituto está en una situación compleja, el consumo de los recursos por parte del pago de las pensiones y jubilaciones de los ex trabajadores del Instituto, el Régimen de Jubilaciones y Pensiones, es una situación que nos consume recursos de manera creciente.
“Eso nos tiene preocupados, porque finalmente es un tema que está ahí y nosotros lo que estamos buscando es mejorar marginalmente para poder ir reduciendo el uso de los recursos de las reservas y poder prolongar la vida del instituto”, dijo.
Una solución de mayor calado, que dote de salud financiera al IMSS en el largo plazo, requiere de cambios legales que no están ya en el terreno de la Dirección de Finanzas que encabeza, añadió Treviño.
“En 8 meses logramos reducir el déficit de manera sobresaliente, estoy seguro que las iniciativas de este año y las que haremos en 2015 vamos a poder aplazar otra vez esta fecha de imposibilidad financiera del instituto, ésta incapacidad de cubrir el déficit”, sostuvo.
Recordó que el déficit en 2013 fue de 11 mil millones de pesos y que el gasto total, quitando las pensiones que cubre el Gobierno federal es de 250 mil millones.