Staff
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El senador panista Javier Lozano dijo que el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, es un ignorante y un holgazán luego que éste pidió que se excusara de participar en el debate de las leyes secundarias en telecomunicaciones para evitar conflicto de intereses.
“Eso es una chulada (pedir que me excuse), vi la carta que Jesús Zambrano envió al presidente de la Mesa Directiva del Senado y dice que me tengo que excusar por ser redactor de la Ley Televisa del 2006, o sea, en primer lugar es un ignorante en materia jurídica porque aunque hubiera sido yo redactor de un anteproyecto de ley en aquel tiempo, no tendría ningún inconveniente”, señaló en entrevista para Radio Fórmula.
“Pero además yo fui de los principales opositores de esa ley, es cosa de meterse a la hemeroteca, pero estos holgazanes no son capaces siquiera de hacer una revisión a la historia reciente de nuestro País y con esa ligereza y frivolidad piden que me excuse, esa es la seriedad de su debate”.
Respecto a la reunión de ayer de la bancada del PAN en el Senado en la que los legisladores no llegaron a un consenso para ir con una sola posición al momento de votar si la preponderancia se fijará por sector o por servicios, Lozano aseguró que no se dejó en el aire la reforma en telecomunicaciones.
“No es que lo haya dejado al aire, más bien deja en libertad a sus legisladores, lo mismo que seguramente ocurrirá en el PRD, yo no veo que vaya a haber una posición uniforme en el PRD y esto tampoco puede sorprender a nadie, aquí tú no puedes imponer la línea a un legislador que tiene una posición distinta”, dijo.
El PRD exigió que al menos seis senadores y nueve diputados federales, miembros de la llamada “telebancada”, se excusen de participar en la discusión de la reforma secundaria de telecomunicaciones.
Jesús Zambrano, presidente del partido, pidió la intervención de los presidentes de la Cámara baja y el Senado para retirar esos legisladores.
Si a la buena éstos no se excusan, planteó, se podría apelar a la Contraloría Interna para denunciar la probable responsabilidad, fincada en un eventual conflicto de interés.