Banner

A finales del presente mes la gente visita los establecimientos pero la mayoría solamente lo hace para preguntar y comparar precios

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

Comerciantes dedicados a la venta de útiles escolares, uniformes, mochilas y calzado, ya se encuentran preparados para las ventas de regreso a clases que se registrarán durante el mes de agosto, periodo en el que se espera un repunte del 100% para ese giro de negocios.

Las expectativas que se tienen para este año son muy buenas, debido a que son gastos obligatorios que tienen los padres de familia, quienes empiezan a realizar las compras desde que inicia el mes de agosto, informó Martha Zepeda quien labora en una papelería ubicada en el primer cuadro de la ciudad.

“A finales del presente mes la gente visita los establecimientos pero la mayoría solamente lo hacen para preguntar y comparar precios, son pocos los que apartan los artículos y muchos acuden de último momento a realizar las compras -es decir una o dos semanas antes”, expresó.

Por su parte, la señora Claudia Partida quien se dedica a la venta de mochilas dijo que “es importante que la ciudadanía empiece a realizar sus compras con tiempo para que no anden a las carreras los últimos días de vacaciones, como sucede cada año”.

“De momento no se ha registrado incremento en la afluencia, pero la mayoría de los establecimientos que vendemos ya sea útiles escolares, uniformes, calzado escolar, ya estamos preparados con lo indispensable”, señaló.

Por su parte, la joven Rubí Valenzuela quien labora en una reconocida papelería ubicada en el primer cuadro de la ciudad dijo que por lo regular, los padres de familia acuden con las listas de útiles escolares a surtir todo junto y así aprovechar los descuentos y promociones que les ofrecen los negocios, sin embargo ello es aproximadamente dos semanas antes del regreso a clases.

Finalmente, los comerciantes coincidieron en que lo ideal sería que los padres de familia realicen las compras con anticipación para evitar aglomeraciones de último momento, sin embargo en la mayoría de los casos la falta de recursos o la misma desidia evita que realicen sus compras con tiempo.