Alfredo Di Stéfano murió ayer a los 88 años de edad


Staff
AGENCIA REFORMA
MADRID .- Se fue uno de los cuatro mejores de la historia. El hombre que con su futbol hizo grande al mismísimo Real Madrid.
Alfredo Di Stéfano falleció ayer a los 88 años en un hospital de Madrid. En su época de esplendor fue la imagen del equipo que ganó cinco Copas de Europa consecutivas entre 1956 y 1960, y ocho títulos de Liga. Lo llegó a dirigir y fungía como presidente de honor.
"Es considerado el mejor futbolista de todos los tiempos'', proclamó el club en su página web. "En el Real Madrid completó 11 temporadas y fue decisivo para situar al club blanco en la cima del futbol mundial".
Comparado con Pelé, Diego Maradona y Johan Cruyff, el hispano-argentino será despedido hoy en el Santiago Bernabéu.
"Cambió la historia del club y del futbol, ayudó a transformar al Real Madrid y lo convirtió en la institución deportiva más grande. Alfredo Di Stéfano es el Real Madrid, permitió crear el mito de este equipo, fue decisivo, determinante y cambió la historia de esta institución'', dijo el presidente del club, Florentino Pérez.
Di Stéfano padecía diabetes y en 2005 fue operado del corazón tras sufrir un infarto. En 2010 fue hospitalizado por una infección respiratoria y luego por otro problema cardíaco.
Al día siguiente de celebrar su cumpleaños, sufrió un paro cardiorrespiratorio en una calle cercana al Bernabéu. Un grupo de paramédicos logró resucitarlo después de 18 minutos, pero permaneció en coma desde entonces.
Nacido en Buenos Aires el 4 de julio de 1926, Di Stéfano debutó con River en 1943 y conquistó dos Ligas antes de irse a Millonarios de Colombia, con el que fue campeón cuatro veces e integró el "Ballet Azul", el mejor equipo en la historia del futbol de ese País.
En 1953 llegó al Madrid, donde jugó hasta 1964. Después de dos años en el Espanyol, se retiró. Entre 1943 y 1966, metió 789 goles en mil 90 partidos.
"Cuando se me empezó a caer el pelo me aconsejaron resina... o sea, 'resinación'. Y a esta edad será el tabaco el que me deje a mí. Estoy preparado para todo, incluso para la muerte", confesó hace poco en una entrevista.