Por Ricardo Pérez Zúñiga Trejo
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El magistrado Jesús Guadalupe Luna Altamirano negó ayer tener nexos con la delincuencia organizada.
“Jamás, nunca he tenido ningún nexo ni vínculo con el crimen organizado en lo más absoluto. Ni siquiera los conozco más que por los expedientes, jamás he tenido trato alguno con ellos, ni he recibido un solo centavo de ellos”, dijo en entrevista con MVS Radio.
El jueves, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) anunció que abrió un procedimiento contra el magistrado por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.
Una investigación del CJF encontró que Luna Altamirano hizo movimientos en cuentas bancarias por tres millones de pesos y su familia por otros dos millones, además de que viajó en numerosas ocasiones a Colombia, abandonando su cargo.
“Pueden corroborar con mis estados de cuenta bancarios que a lo largo de mi carrera los únicos depósitos que se han venido haciendo han sido por mi cargo de magistrado de circuito”, dijo.
Señaló que las dos viviendas que tiene las compró con créditos hipotecarios de HSBC y que tiene una cuenta con 60 mil pesos en el banco IXE.
Indicó que sus viajes a Colombia son porque su esposa es colombiana.
Sobre las irregularidades detectadas en sus sentencias, aseguró que siempre ha dictado conforme a derecho y agregó que hasta el momento no ha recibido ninguna notificación.