En un plazo de 15 días a un mes corrijan las anomalías.

Por Candelaria González

TRIBUNA

Al existir en la ciudad edificios y casas en malas condiciones y en peligro de derrumbarse, la Unidad Municipal de Protección Civil emitió 50 recomendaciones a propietarios de estos lugares para que en un plazo de 15 días a un mes corrijan las anomalías.

Ramón Reynaga Robles, titular de la dependencia municipal expuso que tanto los edificios viejos y las casas abandonadas que representan un peligro para los ciudadanos, son responsabilidad de los dueños.

“Lo mismo hemos emitido un oficio con las recomendaciones a propietarios de ferreterías, centro comercial y locales de fiestas, así como casas cuyas bardas y techos podrían derrumbarse y necesitan o tumbarse o repararse”, afirmó.

El funcionario municipal habló de la importancia de las personas que cuentan con una propiedad y está en malas condiciones o en ruinas que las reparen, ya que de lo contrario podrían hacerse acreedores a una sanción e incluso a la clausura por parte de Desarrollo Urbano.

Recordó que en una ocasión le pidieron al propietario de un negocio corrigiera el techo de plafón que colocaron sobre la banqueta, misma que era muy peligrosa para los peatones y les dieron un plazo de 72 horas para que solucionaran el problema.

En otro caso sugirieron a una ferretería corregir una falla y como hicieron caso omiso, la advertencia fue que se aplicaría una multa y entonces si lo resolvieron en tres horas.