EL UNIVERSAL

TEXCOCO.- Seis horas de tensión terminaron en un enfrentamiento. Dos versiones, una misma intención: hacer pagar a los intrusos que se atrevieron a irrumpir en su comunidad.

Miembros de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Policía Municipal de Texcoco impidieron que una turba de más de 300 habitantes del poblado de Santa Catarina del Monte, ubicado en la montaña de Texcoco, mataran a cuatro jóvenes, tres hombres y una mujer.

La primera versión fue que los cuatro, en actitud agresiva, ingerían bebidas alcohólicas en los manantiales, acción que molestó a los residentes, por lo que los condujeron a la delegación de la comunidad.

La segunda versión fue que los cuatro fueron sorprendidos robando una vivienda, se echaron a correr y fueron detenidos por los propios pobladores, quienes los llevaron a la delegación municipal donde estuvieron desde las 22:00 horas del domingo.

Edgar, de 29 años de edad; Ulises, de 26; Daniel, de 28 y Yunuel Abigail, de 24 años, son los nombres de los presuntos ebrios o ladrones, que iban a ser linchados.

Los cuatro fueron colocados en el balcón del edificio para que todos los vieran. Momentos después, la plaza principal se llenó de vecinos que insultaban y amenazaban a las cuatro personas.

Posteriormente, elementos de las corporaciones estatal y municipal, así como de la Secretaría de Marina, estaban preparados para hacer un operativo. La negociación terminó cuando habitantes ingresaron a la delegación para golpear a los cuatro jóvenes y bajarlos a la plaza principal.

Entonces los uniformados lanzaron a la multitud gas pimienta para dispersarlos. Los habitantes respondieron lanzándoles piedras y objetos que encontraron.

Eran las cuatro de la madrugada cuando subieron a los cuatro a unidades de la policía estatal y salieron del poblado.

Al final de la gresca, 10 uniformados, siete municipales y tres estatales resultaron heridos. Uno de ellos fue trasladado al hospital por una lesión en la cabeza.