Banner

Por Ariadna García
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Para buscar un nuevo discurso y con ello una propuesta rumbo a 2015, la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN) instaló su Comité de Propuesta y Mensaje conformado por tradicionales cuadros azules.
El comité será dirigido por Santiago Creel Miranda, ex senador y ex secretario de Gobernación, quien deberá ser la cabeza para establecer un nuevo discurso rumbo al proceso electoral de 2015.
La nueva figura estará integrada también por el secretario general de PAN, Ricardo Anaya; la ex candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota; los senadores Marcela Torres, Ernesto Ruffo y Juan Carlos Romero Hicks.
De los cuadros tradicionales panistas, participan Juan Molinar Horcasitas, Adolfo Christlieb, Luis Felipe Bravo Mena, Cecilia Romero, Jorge Triana, Aníbal Cañez Morales y Francisco Garate.
Además estarán los diputados Laura Ballesteros, Fernando Rodríguez Doval y Beatriz Zavala.
De acuerdo con Acción Nacional, el comité deberá evaluar la realidad que vive México a la luz de los principios de doctrina del Programa de Acción Política y de la Plataforma del organismo.
“Esa evaluación deberá concluir con una propuesta que permita ajustar el Programa de Acción Política a la luz de las circunstancias económicas, políticas y sociales actuales del País y proponer las bases de discusión para lo que eventualmente será la plataforma legislativa de 2015”, expuso el PAN.
En el marco de los cambios que se han llevado a cabo en la vida interna de Acción Nacional, fue que la Comisión Permanente del partido nombró a Santiago Creel, Marco Antonio Adame y Jorge Villalobos como las figuras clave rumbo a las elecciones en 2015.
Creel encabeza el Comité de Propuesta y Mensaje; Marco Adame, es el secretario de Acción de Gobierno y el diputado Jorge Villalobos -cercano a Gustavo Madero-, el Comité Estratégico de Elecciones.

Sigue desplazamiento
El pasado 12 de julio, El Universal documentó que de acuerdo con estudiosos del PAN, el ex Presidente Felipe Calderón no logró conformar una corriente fuerte y consolidada en el blanquiazul, pues gran parte de su poder y lealtades se debieron a los cargos que otorgó el Gobierno Federal y a los recursos que brinda el poder en un sexenio.
“Sí se acabó el calderonismo”, comentó Víctor Reynoso, catedrático de la Universidad de las Américas (UDLA) en Puebla.
El desmoronamiento del calderonismo quedó visible en la conformación de la Comisión Permanente del PAN, donde solamente les fueron otorgados dos de los 40 lugares disponibles. Incluso calderonistas se sumaron a Madero.