Banner

El hueco recaudatorio por este impuesto fue de 24 mil 214 millones de pesos


Por Mario Alberto Verdusco

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- La recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) quedó lejos de las expectativas del Gobierno y dejó un boquete de 24 mil 214 millones de pesos en el primer semestre del año, reveló un informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ni los nuevos impuestos a los alimentos con alto contenido calórico y a las bebidas saborizadas, así como a plaguicidas y combustibles fósiles, fueron suficientes para tener una captación de ingresos como se pronosticaba.

El hueco en el IEPS en gran medida lo generó el aún alto costo que tiene sobre las finanzas públicas el subsidio a la gasolina, que a pesar de ser menor a años anteriores ha resultado mucho más elevado de lo que se anticipaba en este primer semestre.

La meta prevista para la recaudación del IEPS era de 65 mil 405 millones de pesos en los primeros seis meses del presente año; sin embargo, lo que apenas se captó fue 41 mil 191 millones.

Ello significa que el hueco recaudatorio por este impuesto fue de 24 mil 214 millones de pesos en el periodo en cuestión.

Aunque para las arcas hacendarias fue positivo lo recaudado por los denominados alimentos chatarra, los refrescos, los plaguicidas y la cerveza, el restante de los productos que tienen como gravamen el IEPS quedó por debajo de las expectativas del Gobierno Federal.



Engordan arcas

Los alimentos no básicos con alta densidad calórica recaudaron 5 mil 846 millones de pesos en el primer semestre del año, cuando lo esperado sólo eran 2 mil 412 millones, es decir, que este nuevo impuesto generó excedentes por 3 mil 434 millones.

Desde el 1 de enero, botanas, productos de confitería, chocolates y demás productos derivados del cacao, flanes y pudines, dulces de frutas y hortalizas, cremas de cacahuate y avellanas, dulces de leche, alimentos preparados a base de cereales y helados, nieves y paletas de hielo tuvieron que adherir un IEPS de 8%.

Las bebidas saborizadas, a las que se les impuso un impuesto de un peso por litro, dieron una captación de 7 mil 232 millones de pesos en el periodo enero-junio de este año, una cifra mil 486 millones más que lo esperado.

Si bien ambos impuestos no tenían como principal propósito la recaudación, sino el desincentivo al consumo de esos productos por problemas de salud relacionados con la obesidad, las cifras muestran que para las arcas del Gobierno sí resultaron favorables.

La cerveza, producto que no tuvo nuevo impuesto para este 2014, dejó una recaudación adicional a la esperada por mil 493 millones de pesos, mientras que los plaguicidas dieron 8.4 millones de pesos arriba de lo programado.



Desalinean expectativas

La recaudación del IEPS no tuvo el éxito esperado por el resto de los bienes y servicios que se gravan, como fueron el caso de los tabacos, las bebidas alcohólicas, juegos y sorteos, telecomunicaciones, bebidas energizantes y los combustibles fósiles, todos ellos por debajo de lo esperado.

Los boquetes más significativos fueron los combustibles fósiles, los cuales recaudaron 2 mil 294 millones de pesos menos respecto a lo presupuestado; los tabacos labrados dejaron un boquete de mil 004 millones, mientras que las bebidas alcohólicas quedaron con una merma de 718 millones.

En menor medida, las telecomunicaciones, los juegos y sorteos, así como las bebidas energizantes, recaudaron en conjunto 612 millones de pesos menos a lo esperado.



Subsidio caro

El subsidio a la gasolina, pese a ser inferior a años anteriores, ha generado un costo superior al esperado por el Gobierno Federal, pues en los primeros seis meses sólo estimaba que le generaría un gasto de 2 mil 100 millones de pesos, aunque la realidad es que el desembolso ascendió a 29 mil 756 millones.

Significa que la pérdida recaudatoria del Gobierno Federal por el apoyo que da a los combustibles mermaron significativamente los esfuerzos recaudatorios del IEPS en su conjunto.

Los 29 mil 756 millones de pesos que se han gastado por el subsidio a la gasolina son superiores a los presupuestos individuales que se les aprobaron a dependencias como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (26 mil 600 millones) o la Secretaría de la Marina (24 mil 600 millones).