Banner

La Máquina sumó otra decepcionante actuación, al igualar ante Alajuelense en la Concachampions


Por Édgar Contreras
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Máquina es un equipo tan mecánico que ya son cuatro escuadras las que le han arrebatado puntos en este inicio de temporada.
Cruz azul tuvo un debut gris en la justa de Concacaf al empatar ayer 1-1 ante el Alajuelense de Costa Rica, en el Estadio Azul, resultado que se suma a sus dos empates y una derrota en la Liga.
El vigente campeón de la Confederación ofreció un concierto de errores, con Gerardo Flores como su director, el "Jerry" no ha sido titular desde aquella lesión a mediados de 2013, que lo marginó incluso del Tri. Ayer, se equivocó en los pases cortos, chocó al intentar driblar, perdió la pelota en la salida y se desconcentró en la jugada del empate de los ticos.
Flores dejó pasar el balón tras un centro por derecha, sin reparar en que atrás tenía a Álvaro Sánchez, que mandó un pase preciso para la igualada de Armando Alonso, al 64'.
El lateral celeste estuvo incluso cerca de anotarle a su portero Jesús Corona al tratar de cortar un centro.
El problema no era el empate sino que La Máquina no había encontrado, otra vez, las vías a la ofensiva. Ganaron el partido gracias a una genialidad de Marco Fabián, quien provocó la mano de Porfirio López, que derivó en el penal acertado por Christian Giménez al 54'.
Al cuadro tico le bastó que sus contenciones Juan Guzmán y Kenner Gutiérrez presionaran a Fabián y a Giménez, quienes cuando se botaron por el balón siempre terminaron por retroceder.
Cruz Azul habló de la importancia de ganarle en casa al Veracruz y al Alajuelense, pero ambos se llevaron un buen botín y hasta el Puebla, maltratado por América en la Liga puede frotarse las manos de cara a su visita al Azul.