Banner

América derrotó 2-0 a los Tigres y se mantiene como líder del Apertura 2014 con un paso perfecto (4-0)


Staff
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- América es el mandón en la Liga al conseguir por primera vez en Torneos Cortos iniciar con cuatro triunfos en igual número de juegos.
Luego de vencer 2-0 a los Tigres, como visitantes, las Águilas dejaron atrás, además, cinco años de sequía en el Estadio Universitario, donde no ganaban desde el Clausura 2009.
A pesar de no llegar con cuatro de sus titulares (Paul Aguilar, Juan Carlos Valenzuela, Paolo Goltz y Rubens Sambueza), el equipo no perdió el empaque ni la efectividad.
Oribe Peralta abrió el marcador al minuto 21, en una jugada personal, en la que se llevó la marca de tres felinos, y sin que se lo esperara el arquero Nahuel Guzmán, el "Cepillo", quien ya tiene al equipo de cliente personal, remató a primer palo, para dejarlos con un palmo de narices.
Este fue el segundo tanto del "Hermoso" con las Águilas, pero además fue el noveno que le hizo a los Tigres en la Liga.
Por más que Ricardo Ferretti trató de que sus jugadores enderezaran el rumbo y no se perdieran en la marcación por zonas, el América aguantó bien la presión y le dio un mejor trato al balón, sin olvidarse de generar opciones de gol.
Para el complemento, se vinieron los ajustes por parte de los felinos, que se negaban a perder el invicto en casa y en el torneo, pero no le funcionaron al "Tuca".
En su afán de no soltar al "Cepillo" Peralta, dejaron libre a Miguel Layún, quien no perdonó al minuto 62, tras aprovechar un buen servicio de Raúl Jiménez.
Esta vez Jiménez se fue sin goles y se notó que no tenía la concentración de otros encuentros, quizá porque sabe que mañana se definirá su salida al futbol español con el Atlético de Madrid.
Emanuel Villa se quedó con las ganas de anotar, pues a pesar de las intentonas que tuvo a lo largo del encuentro, la muralla comandada por Erick Pimentel y Pablo Aguilar fue más certera de lo que pensó.