Banner


Tres estados (Tabasco, Tamaulipas y Veracruz) registraron una mayor incidencia de este delito

Por Silvia Otero

EL UNIVERSAL

CD. DE MÉXICO.- Tabasco, Tamaulipas y Veracruz son entidades en las que el secuestro repuntó durante el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2013, y aunque hay una tendencia a la baja de este ilícito en el país en general, ésta es mínima.

Entre enero y junio pasados únicamente se denunciaron 15 plagios menos respecto de los mismos meses del año anterior, de acuerdo con el informe del índice delictivo del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Las averiguaciones previas iniciadas en las procuradurías de justicia estatales indican que en el primer semestre de este año sumaron 808 casos de privación ilegal de la libertad en el territorio nacional, cuando en 2013 se cifró en 823 casos, lo que al final representa un crecimiento de este delito ya que en ese mismo periodo de 2012 los plagios denunciados fueron 688.

En el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sobre el comportamiento de este ilícito se revela el repunte de las privaciones ilegales de la libertad en algunos estados del país. En Tabasco, durante el primer semestre del año se denunciaron 63 casos, mientras que el año pasado en ese periodo se registraron 43 (un aumento de 46%). Estos números lo ubican en el sexto lugar de incidencia de este delito en el país.

Destaca Tamaulipas, que ahora ocupa el primer lugar en el número de secuestros; pasó de 91 a 134 casos en el periodo de referencia (lo que representa un aumento de 47%), mientras que en Veracruz creció el delito de 53 a 93 casos (75% más), lo que lo ubica en el segundo lugar con más casos de este tipo en el territorio.

De hecho, el viernes pasado el gobierno de Estados Unidos lanzó una nueva alerta de seguridad sobre México, en la que aseguró que “es especialmente preocupante” el incremento en el número de secuestros, y que este delito impacta a sus ciudadanos, ya que entre enero y junio de este año se reportaron casi 70 plagios de estadounidenses, sobre todo en entidades como Nuevo León y Tamaulipas.

Además de que enlistó 19 entidades como inseguras por la operación de grupos del crimen organizado.

El gobierno mexicano reaccionó a esta alerta y tras señalar que la estrategia de seguridad del Presidente Peña Nieto ha logrado resultados contundentes, informó que el número de secuestros se redujo 22% en comparación al año pasado, aunque no ofreció las cifras de las que se desprende este porcentaje, ya que al comparar los secuestros denunciados en el primer semestre del año en relación con 2013, sólo hay una diferencia de 15 casos.

En el reporte del SESNSP se revela también que otros estados que también tuvieron más denuncias de plagios entre enero y junio de este año, en comparación con 2013, son Baja California, que pasó de 16 a 22. En Michoacán hubo 91 casos, dos más que el año anterior, que lo posicionan en el tercer lugar de incidencia en el país.

Nuevo León pasó de 21 a 25; Puebla con 23 tiene cuatro casos más.

Aunque también hubo entidades en las que el número de plagios disminuyeron significativamente, como en Guerrero, donde en el primer semestre de 2013 se alcanzó la cifra de 100 casos, mientras que en el mismo periodo de este año solamente hubo 55, lo que significa un decremento de 45 por ciento.

Otro ejemplo es Jalisco que llegó a reportar 34 secuestros en el periodo de referencia, y que este año recibió 12 denuncias; en el Estado de México se registraron 80 casos, nueve menos que el año pasado, por lo que es el cuarto lugar de incidencia en el país en este delito; Sinaloa pasó de 18 a 10 incidentes.

En otros puntos del país la tendencia de secuestros se mantuvo estable, como en el Distrito Federal con 30 denuncias en el primer semestre de 2013, y con 29 este año.

También hubo un secuestro menos en el Estado de Hidalgo, que se cifra ahora en 12 casos.