Staff
AGENCIA REFORMA
WASHINGTON.- Obama advirtió que cualquier ataque contra sus ciudadanos tendrá consecuencias y prometió justicia por el reportero decapitado por el EI.
El Presidente Barack Obama condenó el asesinato del periodista estadounidense James Foley a manos del Estado Islámico (EI) y advirtió que cualquier ataque contra sus ciudadanos tendrá consecuencias.
“Cuando la gente lastima a estadounidenses donde sea, haremos lo que sea necesario para que se haga justicia y actuaremos en contra de EI junto con otros pueblos”, dijo Obama en un mensaje a la nación a un día de que un video en el que Foley es decapitado fuera difundido por internet.