Un 40% de las más de 2 mil hectáreas que se tienen disponibles para la siembra de tomate, podrían ser destinadas para otro tipo de cultivos.

Por Arianna Monteverde Meléndrez

TRIBUNA

Al menos un 40% de las más de 2 mil hectáreas que se tienen disponibles para la siembra de tomate en agricultura protegida y maya-sombra en Sonora, podrían ser destinadas para otro tipo de cultivos, esto derivado al mal año que tuvieron los tomateros el ciclo anterior por lo bajo de los precios.

Al respecto, el presidente del Sistema Producto Tomate a nivel Nacional Manuel Cázares Castro, mencionó que la sobreproducción que se ha tenido en los últimos años ha propiciado que esa ventana comercial que existía, cuando Sinaloa terminaba de producir a cielo abierto e iniciaba Sonora con producciones de agricultura protegida, ha finalizado.

Indicó que en el vecino Estado de Sinaloa ahora se ha adentrado más en la agricultura de invernadero.

“La agricultura protegida es mucho más rentable que a cielo abierto porque en diez hectáreas de invernaderos obtienes lo que en cien hectáreas del sistema tradicional y esto ha ocasionado que Sinaloa y otros estados se encuentren en producción a la par de los productores de Sonora y con ello se retraiga el mercado”, explicó.

Mencionó que realmente se tiene que analizar la situación para determinar qué tanta será la superficie a sembrar de tomate.

Dijo que con esta alternativa, esperan mejore el precio de esta hortaliza para el próximo ciclo agrícola. Además de que varios productores destinarán un porcentaje de la superficie para la siembra de chile de exportación y pepino, para bajar la presión que existe por la sobreproducción de tomate.