THE ASSOCIATED PRESS
BEIJING.- China ha ejecutado a ocho personas condenadas por terrorismo en la intranquila región Xinjiang, entre ellos tres hombres que según las autoridades realizaron un ataque en el corazón de Beijing con un vehículo que atropelló a varias personas, informaron medios estatales de prensa.
El ataque del año pasado, en que el conductor del vehículo murió, junto con su madre y esposa, que iban de pasajeros, además de tres peatones, fue una señal de que la violencia que el Gobierno culpa a separatistas uigures estaba saliéndose de la región en el extremo Oeste del País, donde vive esa minoría musulmana descendiente de turcos.
Los otros ejecutados fueron condenados por atacar estaciones de policía, fabricar bombas y causar incendios, reportó ayer sábado por la noche el portal noticioso gubernamental Tianshan Net.
El reporte no indicó donde ejecutaron a los condenados.
Las autoridades chinas han culpado por la intranquilidad a terroristas vinculados con el extranjero, pero grupos de derechos humanos afirman que los uigures son reprimidos. Los ocho ejecutados tenían nombres que parecían uigur.
China ha prometido contrarrestar con fuerza los ataques en Xinjiang después que varias personas perdieron la vida en ataques a principios de este año. Las autoridades han prometido tomar medidas inmediatas y duras, pero grupos de derechos de los uigures han dicho que las fuertes medidas sólo alienarán más a esa minoría y provocarán más resentimiento.