Banner

Por Ivette Saldaña
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- En promedio, la industria manufacturera mexicana se encuentra trabajando al 60% de su capacidad, mientras que otras apenas sobreviven, por lo que un crecimiento de entre 2.2% a 2.5% no hace la diferencia en los bolsillos de los empresarios ni de la sociedad, asegura el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), Rodrigo Alpízar.
En entrevista con El Universal, afirma que no quieren dar por perdido el año, ni que se acabó, sólo menciona: “Vamos a esperar” y confía que ahora que ya salieron las reformas estructurales y que México tiene un extraordinario ánimo de desarrollo, de crecimiento, de expectativa, de bienestar social, espera que se traduzca en beneficios.
En este sentido, propone que Gobierno e iniciativa privada se sienten a repensar las estrategias y las políticas que ayudarán a salir adelante a la industria. Sin embargo, descarta iniciar un debate sobre los efectos de la Reforma Fiscal, porque sería estéril.
El problema no es el aumento de impuestos, sino que los industriales no tienen trabajo, y agrega que la fortaleza de un País es la actividad económica y entre más sólida sea se generarán empleos mejor remunerados y más estables.
“La industria se convierte en los amortiguadores de las crisis y lo que debemos hacer es fortalecer la actividad económica del País”, precisa.
Rodrigo Alpízar resalta que para los industriales no hay impuesto más caro que el que no se tiene; ya de por sí cumplir con el fisco es un tema tortuoso y doloroso, peor aún se convierte en una acción prácticamente casi imposible cuando no se tienen ingresos suficientes y hay que mantener fuentes de empleo, seguridad social, pagar seguridad y todos los costos fijos, reconoce.
Advierte que “en esta etapa de supervivencia, muchas empresas apenas están logrando cubrirlos o inclusive muchas están agotando sus patrimonios empresariales o familiares en aras de poder sostener la actividad de sus industrias”.
Adelanta que para finales de 2014 Canacintra hará una propuesta formal a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para la constitución de un banco.
El proyecto ya se terminó y se lo presentaron a la SHCP, que ya designó un grupo de trabajo para que revise la propuesta.
No será un banco exclusivo para los industriales, sino que estará orientado al nicho de los emprendedores, para financiar sus proyectos con base en su viabilidad técnica.