Por Liliana Alcántara
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La Arquidiócesis Primada de México criticó las reformas estructurales en materia de telecomunicaciones, que impiden a las asociaciones religiosas y maestros de culto poseer o administrar medios de comunicación.
En el editorial del Semanario Desde la Fe, señaló que esta situación además de representar un obstáculo para ejercer ese derecho, es una “simulación legal”, puesto que diversos credos transmiten eventos con contenidos religiosos a través de la renta de espacios.
Especificó que en el último año de la administración 2006-2012, se concedieron cerca de 114 mil autorizaciones y en el primer año del actual Gobierno, poco más de 69 mil.
El 14 de julio pasado, el Presidente Enrique Peña Nieto promulgó la legislación reglamentaria de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones en la que se reafirma la rectoría del Estado en la materia.
Al hacer referencia a esta normatividad, la Arquidiócesis consideró que en el marco de esta nueva legislación se debe abrir la discusión en el Poder Legislativo para superar “esta rémora”.
Señaló que no puede aceptarse que la libertad de expresión religiosa dependa de las fortunas, del poder político o de “los miedos infundados, al afirmar que otorgar concesiones sería comprometer al Estado laico”.
La Iglesia Católica resaltó que el derecho a la información y el uso de los medios de comunicación son prerrogativas cuyos beneficios deben llegar a todos, incluyendo a las asociaciones religiosas.
En el artículo de opinión titulado Medios de comunicación para las iglesias, cuestión de laicidad, la Arquidiócesis manifestó que la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión busca respetar el derecho de las audiencias de recibir información y medios de calidad y competitivos.
Destacó que estos servicios “son de interés público para fomentar la pluralidad política, cultural y social con el propósito de promover la educación, los valores democráticos, el servicio social y la información veraz a la ciudadanía”.
Dijo que en 1992 “otras reformas modernizadoras sacaron del oscurantismo laicista a las iglesias para dotarles de personalidad jurídica y capacidad para poseer o administrar los bienes exclusivamente indispensables”, pero criticó que la legislación secundaria estableció limitantes y prohibió poseer o administrar medios de comunicación masiva e impuso los permisos de la autoridad para poder transmitir eventos de carácter religioso.
Insistió en que se le debe dar cabida a las iglesias en esta materia.
Por su parte, en la misa dominical, el cardenal Norberto Rivera pidió por los periodistas para que no haya dudas en ellos y no se alejen de su fe.
También oró por los atletas mexicanos que están compitiendo en los Juegos Olímpicos de Nanjing 2014.