Banner

Por Gilberto Ruiz Razo


SUCEDE.- Muchas veces sucede que al anunciar a un pitcher para un encuentro crucial, nos vamos con la finta pensando que no es la carta indicada para un juego de gran envergadura. Nos vamos por lo que significa en el papel determinado serpentinero, cuando la verdad, en ocasiones las cosas salen como pocos se lo imaginan.
EL PORQUÉ.- Lo anterior viene a colación por la soberbia actuación del zurdo Mauricio Lara, abridor del séptimo y decisivo encuentro entre Pericos y Piratas que buscaban, en ese encuentro, el boleto para instalarse en la final de la zona sur de la LMB. Lara lanzó ocho sensacionales entradas y dio de comer en la mano a los filibusteros.
BAJADO.- Ya vemos, Luis Alonso Mendoza, un serpentinero que luce para que en tierras orientales obtenga un puñado de triunfos. No le ha ido bien y acaba de ser relegado a sucursales. Pero el veracruzano es un buen lanzador. Ya vendrán tiempos mejores. Eso no hay que dudarlo.
SERIES.- Desde esta noche, en el Foro Sol, Diablos será anfitrión de los Sultanes. Y en Cancún, Tigres recibirá a los Pericos. Dos entrevistas interesantes. Esta columna dio como favoritos a Diablos y Tigres para estar en la gran final. Van por buen camino hasta ahora, pero primero deberán pasar sobre sus contrincante.
SE SOSTIENE.- José Altuve, el intermediarista de los Astros de Houston, sigue en el liderato de bateo de la Liga Americana. Su porcentaje era, hasta ayer, de .334. Un tremendo año para este jugador de baja estatura que no parece ser el bateteador que riega bastantes imparables por todos lados del los parques de las Grandes Ligas.
DETRÁS.- Pero muy cerca de Altuver, vienen tres bateadores que están muy cerca de darle alcance. Se trata de Víctor Martínez, Adrián Beltré y Robinson Cano, que están en .328, .327 y .326, respectivamente. Es decir, entre el primer lugar y el cuarto, hay solamente ocho milésimas de diferencia. Sigue poniéndose bueno esto.
LO ALCANZÓ.- Y en Liga Nacional, Ben Revere, ante la sorpresa de algunos, dio alcance en la cima a Justin Morneau, ambos con .314, hasta el día de ayer. Revere es un joven jugador que está viviendo apenas su quinta campaña en la Gran Carpa. Sus primeros tres años los tuvo con Mellizos y desde hace un año está con Filadelfia.
SE ACERCA.- El que regresó por sus fueros la semana que acaba de transcurrir, es Adrián González. Una buena racha bateadora lo instaló con 89 producciones y estaba a solamente cinco de alcanzar a Giancarlo Stanton. Y lo que es mejor para el "Titán", está colaborando muy bien con su equipo que a pesar de algunos descalabros, sigue en la cima de la división oeste del viejo circuito.
EXTRAÑO.- Desde hace varios meses, se daba por descontado que Juan Navarrete, el mismo que terminó dirigiendo a los hoy desaparecidos Algodoneros de Guasave, iba a empezar manejando a los Charros de Jalisco en su nueva aventura de LMP. Nadie puso en tela de duda que el lagunero, ex segunda base de grandes recuerdos, su estancia con el nuevo equipo.
RATIFICADO.- Por eso mismo, causó extrañeza hace unos días, cuando los directivos de Charros declararon que Juan Navarrete acababa de ser ratificado en su puesto de mentor. Bien por este personaje que merece tener más suerte en eso de estar al fernte de equipos de beisbol.
SÍ.- Y es que, en efecto, tal como ya lo hemos citado, en esto hay que tener mucha suerte. El puesto de manejador no es, de ninguna manera, fácil. Se debe de lidiar con casi 30 jugadores entre activos y cuerpo técnico para que las cosas salgan bien. O cuando menos, regular. Estar en una escuadra sin lesiones, etc., también cuenta.
MAL.- Tenemos el caso de algunos dirigentes mexicanos que la suerte no les ha sonreído. Alfonso Jiménez, Mario Mendoza, etc., pilotos que saben bien lo que hacen. Dirigentes que saben bastante de este jueguito. Pero pasa el tiempo y ni en verano ni en invierno, llevan a un equipo a buen puerto.
PEOR.- Y existen algunos, como es el caso de Daniel Fernández, que aún y resultando campeón en su debut de piloto, las puertas se le han cerrado por algunas circunstancias que no han trascendido. Sí, el pequeño "Travieso" se proclamó campeón con Diablos. Pero su futuro no fue tan exitoso como se esperaba.
CORREO.- Escribe Javier Castillo C., para comentar que a él, en lo particular, le gustaría una final de LMB, entre Tigres y Sultanes. "Sería una revancha, ya que Tigres ganó en apenas cinco encuentros a los de Monterrey. Además, me parece que sería más pareja por la experiencia que tienen los miembros de las dos escuadras".
FALTA.- Bueno, primero Sultanes deberá pasar por Diablos y Tigres sobre Pericos. Diablos, es verdad, tiene algunos jugadores de escasa experiencia. Pero en ocasiones no se sabe quién puede brindar una buena etapa de postemporada. Tiene la tropa de Miguel Ojeda, jugadores con hambre de éxito y eso los ha llevado hasta este sitio.
OFENSIVA.- Tigres tiene una escuadra pareja. Tanto en pitcheo como en bateo, se ven superiores, en el papel desde luego, a los Pericos. Pero los poblanos tienen una de las mejores ofensivas del circuito, si no la mejor. El pitcheo de Tigres, es verdad, es de calidad, sin embargo creemos que deberá andarse con mucho cuidado... ¡¡Buenos Días!!

Correo Electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla