Banner


THE ASSOCIATED PRESS
NUEVA YORK.- Sube la emoción y la promesa de grandes partidos en el US Open: los máximos favoritos empiezan a cruzarse ya por un lugar en cuartos de final. Novak Djokovic y Andy Murray, los primeros en avanzar. También pasó Stan Wawrinka.
El serbio, en los papeles, tenía el encuentro más abierto y los ratificó en cancha: venció al alemán Philipp Kohlschreiber (22) por 6-1, 7-5 y 6-4 para meterse entre los últimos 8 de este torneo por octavo año consecutivo.
El teutón, más allá de un segundo set al borde de la excelencia, poco pudo hacer. El alemán llegaba a esta instancia gracias a que venció en tercera ronda a John Isner (13), la máxima esperanza local entre los varones.
Djokovic ahora protagonizará un gran cruce ante Andy Murray, octavo favorito, que derrotó por 7-5, 7-5 y 6-4 a Jo-Wilfried Tsonga, noveno sembrado y campeón del último Abierto de Canadá.
El escocés, campeón del US Open en 2012, aprovechó mejor sus momentos ante el francés. Jugó un gran primer set y recién pudo marcar la diferencia en el cierre con su devolución; en el segundo, se recuperó a tiempo de un quiebre y emparejó la historia para el 4-4. Desde ahí marcó el pulso; y en el tercero, similar: pasó del 0-2 al 3-2 y sepultó toda intención de reacción del galo.
Luego de algunas dudas en el inicio del certamen, el pupilo de Amelie Mauresmo tuvo una de las mejores actuaciones del año, con 45 tiros ganadores y apenas 18 errores no forzados. Sólido con su servicio y con dos quiebres en casi dos horas y media de acción, avisa que puede dar pelea. No juega una final desde su título en Wimbledon 2013, pero ya empezó a mostrarse como una verdadera amenaza para el N°1 del mundo.